Categories
Artículos USO SOCIAL DE LA CIENCIA

Uso Social de la Ciencia

El único propósito de este estudio es encontrar ahora mismo las herramientas para lograr que la mayor parte de los conocimientos científicos y tecnológicos que existen a nivel global sean tomados en cuenta institucionalmente por quiénes llevan a cabo las grandes decisiones políticas en México, de acuerdo con su actual normatividad constitucional, sin tener que hacer reformas, sino a través de divulgar las vivencias que han tenido las naciones anglosajonas con la incorporación de estos conocimientos a su vida política que han redundado en grandes beneficios para sus sociedades.De distintas formas, las naciones anglosajonas ya han ido logrando este propósito, sobre todo a través de sus universidades más importantes que realizan trabajos de investigación institucional y cuyos desarrollos se hacen permear a las instituciones de sus Gobiernos que dirigen los asuntos de educación, salud, prevención de enfermedades, normatividades para los servicios médicos y las aseguradoras, normatividad judicial, prácticas carcelarias, salud neonatal, servicios de genómica y todo lo relativo a las instituciones que son responsables del gasto social del Gobierno.

De la misma forma, en el ámbito del uso y aprovechamiento de energías limpias, de la regulación en el uso de energías contaminantes, en la producción de materias primas y minerales que son estratégicas, en la generación de fuentes de agua potable y en la recuperación de las aguas residuales urbanas e industriales, en el establecimiento de sistemas neutralizadores de los residuos industriales y de zonas urbanas que son desechados sin tratamiento alguno, en el procesamiento de gases de combustión, o procedentes de procesos industriales y de toda la actividad económica en general.

La idea central es que la autoridad política tenga especialistas reconocidos, totalmente autónomos, en la exploración y explotación de todos los materiales que representan un posible recurso no renovable de la nación o una oportunidad para que el País pueda volver a tener la posibilidad de invertir en infraestructura. Una situación que desapareció desde 1989, cuando el Consenso de Washington dictó a México y a la mayoría de las naciones latinoamericanas la forma de emplear sus ingresos fiscales y gran parte de sus políticas internas.

Desde entonces la inversión de México ha ido desapareciendo en todo tipo de infraestructuras, en investigación y desarrollo institucional y en apoyo a las instituciones privadas que hacen cualquier tipo de investigación desde las ciencias teóricas hasta las empíricas y la tecnología. La estrategia del Gobierno de México ha sido la de cumplir en detalle el mandato de Washington, pero tratando de ocultarlo siempre con argumentos simplones que se transmiten a través del medio televisivo.

En los hechos, el Gobierno de México impulsa la adquisición de franquicias extranjeras en todos los ramos y ha retirado el financiamiento de investigación en todas las instituciones educativas y en los centros oficiales de investigación científica que han desaparecido casi por completo. La escasa investigación privada que se realiza en México se vende o se transfiere de inmediato al mejor postor sin que exista de por medio ninguna información a la autoridad pública que pudiera darle un uso social a través de sus decisiones políticas. En la actualidad la inversión en investigación en México es menor al 0.1 % del PIB, mientras que en todos los países desarrollados supera al 2% y existen excepciones como Israel donde la inversión en investigación supera el 3% de su PIB.

Quizá el primer paso hacia el uso social de la ciencia sería que el Gobierno Federal resucitara al CONACYT y al IMP, además de exigir la operación de departamentos de investigación en universidades e institutos de tecnología, de donde pronto surgirían los expertos en todas las diferentes ramas de las ciencias y de las tecnologías que pudieran dar auxilio al Estado para tomar decisiones adecuadas en todos los casos en los que se requiera un conocimiento científico o tecnológico que los funcionarios públicos por lo general no lo poseen.

No obstante, ahora mismo, México cuenta con gran cantidad de expertos en diferentes ramas de la ciencia y la tecnología que serían de gran ayuda si el Gobierno no sólo los ostentara como sus colaboradores, sino que tan solo tuviese que acatar, por ley, sus recomendaciones, más en el caso de que no existan los científicos e investigadores nacionales expertos en los diferentes sectores económicos, sociales y políticos del Estado, se podría invitar a expertos del extranjero, que de hecho ya están visitando a países de habla hispana desde hace varios años por invitación de sus respectivos Gobiernos. Tales son los casos de Chile, Argentina y Brasil.

Por la naturaleza de México y por su historia, los sectores de la economía, de la política y de la vida social y cultural que viven una situación crítica en extremo podrían ser:

1.- SALUD NEONATAL. Un departamento de investigación autónomo que estudiase la dieta y el período de duración necesarios para que en México ya no siga creciendo el número de niños que no alcanzan pleno desarrollo de su cerebro y constituyen un costo enorme para  la nación, ya que nunca llegan a ser autosuficientes. Estos expertos podrían ser neurocientíficos especializados en la nutrición del cerebro desde que el niño nace hasta que su cerebro alcanza su pleno desarrollo. En México cada año crece la cantidad de niños que no tienen cerebros normales por falta de nutrición adecuada durante el período de crecimiento del cerebro de los primeros 18 meses de vida.

2.- INVESTIGACIÓN EN CELULAS MADRE. Un departamento financiado por el Estado, y conducido por expertos en esta rama de la ciencia que permita la prevención de ciertas enfermedades y que ayude al problema demográfico al diferir la ovulación de la mujer que carece de recursos hasta una edad mayor de 35 años. En los últimas dos décadas ha crecido casi al doble la población en grado extremo de pobreza, con ingresos menores a un dólar diario que no tienen capacidad para sobrevivir.

3.- GENOMA HUMANO. Dar una autorización oficial al uso del genoma humano tanto para prevenir enfermedades hereditarias, como para controlar la ambición desmedida de quiénes practican la medicina hospitalaria y de las aseguradoras que fijan sus tarifas sin que haya manera de establecer una regulación por parte del Estado.

4.-CREACION DEL HIPERTEXTO PARA LA ENSEÑANZA BASICA. Invitando a los expertos mundiales en esta área, quiénes consideran que no debe de haber una visión del mundo impuesta por la mayoría, ni axiomas, ideologías o valores universales como punto de partida de la enseñanza, sino llegar – mediante el pensamiento crítico – a las dos conclusiones más importantes de las nuevas ciencias evolutivas: la  persistencia de un gen infinitesimal que distingue a un ser humano de otro y la única motivación real del aprendizaje que es aquella área donde exista una profunda pasión en el niño. De esta forma puede alcanzarse una sociedad más alegre, ya que todos buscarían obtener su subsistencia trabajando en áreas que les producen placer.

5.- FILOSOFIA DEL DERECHO.- Un departamento del Estado que sea manejado por expertos en la filosofía del derecho que puedan replantear los fundamentos del Derecho desde una visión diferente a la que plantearon los humanistas de la Ilustración, quiénes partieron del falso axioma (ahora demostrado por la neurociencia) que consideraba a la solidaridad, al amor y a la fraternidad como la condición humana predominante; mientras la neurociencia de las últimas décadas han demostrado que la ambición, la venganza, la violencia, el mesianismo y otras conductas negativas son las que han predominado a través de la historia humana desde que surgió la sociedad sedentaria.

6.- REPLANTAMIENTO DEL SISTEMA JUDICIAL.- Por las mismas razones que debe replantearse el Derecho, también debe reconsiderarse el sistema judicial con sus correspondientes instituciones policiales y métodos de castigo.

7.- PROMOCION DEL TURISMO VIRREINAL Y MESOAMERICANO.- Por su historia, México debiera tener un ingreso turístico anual de 4 a cinco veces  superior al actual (10 mmd) si se formase un equipo de expertos en la arqueología mesoamericana y en las rutas de los religiosos que realizaron su labor profética en México en los siglos 16, 17 y 18 generando mapas con planes turísticos en la hipermedia, inspirados en ese increíble patrimonio cultural de México. Eso promovería la afluencia de turismo europeo, del Medio Oriente. de China y de Japón, además de una buena parte de los estadounidenses ilustrados. México cuenta ahora mismo con grandes expertos en arte virreinal y mesoamericano que podrían crear rutas turísticas maravillosas y perfectamente bien documentadas. Sólo expertos sin intereses materiales podrían idear estos viajes para personas que desean conocer otras culturas. Obviamente la derrama económica y laboral de un proyecto de esa naturaleza bien podría resolver gran parte del impasse económico de México en sus últimas tres décadas.

8.- ENERGIAS Y SUSTENTABILIDAD.- Según los expertos de SESGO, en México existe la posibilidad de instalar, ahora mismo, 12,000 megawatts de energía eólica para producir 36 terawatts-hora por año de energía eléctrica que representan el 16% de la energía eléctrica total producida en el 2009. Este bloque de energía eólica podría sustituir al 85% de la energía producida con combustóleo, implicaría no quemar 52 millones de barriles anuales de ese combustible y no tirar a la atmósfera 26 millones de toneladas de bióxido de carbono que significaría una reducción del 22% de los contaminantes que se producen actualmente en la generación total de energía eléctrica en México con todos los combustibles. Este plan sería de alta sustentabilidad, ya que la generación actual de energía cuesta 9.4 centavos de dólar por kilowatt-hora y la generación eólica tan sólo 4.6. Esto significaría un ahorro total de 1800 millones de dólares anuales más el beneficio de los bonos internacionales por el bióxido de carbono.

9.- AGUAS RESIDUALES Y BIOCOMBUSTIBLES.- Todas las aguas residuales, urbanas e industriales debieran ser tratadas con dispersiones de óxido de magnesio u otros equivalentes para controlar el azufre y rescatar su alto contenido de biocombustibles. En la actualidad la mayoría de las plantas saneadoras y potabilizadoras queman el combustible, generan desechos que perjudican al subsuelo y tienen altos costos de mantenimiento en sus instalaciones por la presencia de cloro. El uso de tecnologías modernas genera un gran ahorro a los estados, municipios o particulares que operan las plantas de agua, ya que adicionalmente al gran ahorro por mantenimiento de las estructuras de concreto se haya la gran cantidad rescatable de biocombustibles que ahora se queman. Por falta de información pública no podemos señalar cifras, pero en la mayor parte de las poblaciones norteamericanas de tamaño medio hacia arriba, este concepto representa un ingreso al Gobierno tan importante como el ingreso fiscal.

10.- RESIDUOS SOLIDOS.- En todo el mundo anglosajón existen aditivos químicos que se dosifican a la salida de polvos y desechos sólidos de las fábricas o plantas generadoras de energía y los vuelven innocuos, por lo que pueden ser desechados directamente en la superficie de la tierra o enterrados sin peligro de contaminar las tierras de cultivo o los mantos freáticos. Es innecesario señalar el enorme ahorro que esto significa para cualquier país.

CONCLUSION.- Es impostergable que la sociedad mexicana incorpore los conocimientos científicos y tecnológicos a las instituciones del Estado, considerando que esta decisión está al margen de ideologías, creencias y toda clase de prejuicios mitológicos y culturales.