Categories
Artículos

Un Futuro Desastroso

Según el periodista británico Gideon Rachman, la sociedad humana vivirá un gran retroceso. Será un evento terrible en el que se perderá el mando del planeta, ya que los Estados nacionales están tomando el poder mundial en lugar de las organizaciones internacionales.

Piensa Rachman que las implicaciones actuales del Covid-19 para la gobernanza mundial son muy negativas. La primera es una ruptura mayor entre China y Estados Unidos y la segunda es un retroceso desorganizado de la globalización, donde el mando mundial lo están tomando los Estados nacionales en vez de las organizaciones internacionales.

Por otra parte, está el evento de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, donde Donald Trump encontrará alguna excusa para culpar a China de la gran crisis que vive su país. Por lo que en EUA crecerá tanto el auto proteccionismo como el odio a China. También bajará el intercambio comercial entre ambos países, ya que Estados Unidos buscará fabricar más productos básicos en su territorio, desencadenando el sentimiento contra EUA en China.

Todo esto tendrá consecuencias negativas para la gobernanza mundial, ya que China y EUA son las dos mayores potencias mundiales y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Buscando escenarios positivos, una posibilidad es que las Naciones Unidas recupere parte de su autoridad y consiga liderar en la gestión de la pandemia actual. Una buena iniciativa podría ser que la ONU pidiese un alto al fuego en todo el mundo y detuviese la guerra de China con Estados Unidos que es el fondo del problema global actual.

Sería algo que ya ha funcionado en el pasado con grupos y países involucrados en terribles conflictos. Pero todo dependerá de China y de Estados Unidos.