Categories
Foros USO SOCIAL DE LA CIENCIA

Para destruir PEMEX

Carlos Elizondo Mayer-Serra publicó en Reforma que para destruir a PEMEX, la ruta más sencilla es obligarlo a tener tres refinerías como la planeada en Hidalgo, prohibir a privados transportar y distribuir gas natural y LP, darle el monopolio de los lubricantes, y obligarlo a desarrollar plataformas marinas con un mínimo de contenido nacional del 75 por ciento.

Difiero de la opinión del Sr. Elizondo, porque considero que el gobierno federal en los últimos diez años ha aplicado una ruta más efectiva para avanzar en el antinacional objetivo de destruir a esta paraestatal:

· Le sustrajo cinco billones de pesos de los ocho que obtuvo de ingresos por ventas, y le dejó recursos solamente para mal operar la empresa.

· Contrató deuda a 20 años por 1.3 billones de pesos para atender las inversiones requeridas para incrementar la extracción de crudo, mediante el muy caro esquema pidiregas que aplica una tasa anual de descuento superior al 10% en dólares.

· Importó petrolíferos por 22 miles de millones de dólares, monto suficiente para haber cubierto la inversión en dos refinerías de alta tecnología, con capacidad para procesar cada una 300 miles de barriles diarios de crudo. Se hubiese activado la economía interna, el empleo y la captación de impuestos.

· Designó como directores de la paraestatal a funcionarios que creen que su principal objetivo es privatizar la industria petrolera, y desconocen como administrar eficazmente esta macroempresa. Esta falta de dirección ha propiciado un mayor paternalismo sindical que impide el aprovechamiento de 140,000 trabajadores.

Y para demostrar que no necesariamente la privatización lleva a mejores resultados, en lo que respecta a la distribución y venta de gas natural en las grandes ciudades mencionaremos el caso de Monterrey, en que la trasnacional que ganó el concurso se comprometió en 1998 a mantener una tarifa de distribución de 40 pesos por gigacaloría y actualmente el precio autorizado es de 331 pesos, equivalente en términos reales a 4.5 veces el máximo original.

José Luis Apodaca 

Monterrey N.L. 27 de noviembre de 2010.