Categories
Artículos

Los Altos Climas de Norteamérica (II)

El calor extremo también afectó al resto de Norteamérica, sobre todo al noroeste. Este miércoles Joe Biden convocará a los funcionarios del Gabinete, gobernadores de los Estados occidentales y agentes del sector privado para analizar este grave problema, así como incrementar y coordinar los esfuerzos de prevención y respuesta para la temporada de incendios forestales que ya superan a los del año pasado con mucho.

Este domingo, el calor extremo con temperaturas que superan los 43°C, las más altas de la historia de la ciudad desde que hay registros obligó a suspender las pruebas clasificatorias para los Juegos Olímpicos de Tokio en Eugene, Oregón. Mientras que partiendo de la ciudad más grande de Oregón este lunes alcanzó los 45°C que es la temperatura más alta desde 1940.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades ( CDC) que es la Agencia Gubernamental de Salud Pública recuerda en su página web que el calor extremo mata al menos 600 personas por año.

En 8 estados había una alerta del Servicio Nacional Meteorológico mientras se preparaban para la contingencia de un exceso de consumo de electricidad que sobrepase su capacidad instalada.

La ola de calor ardiente sumada a la sequía ha disparado el número de incendios forestales. A mediados de junio estaban incendiadas 397,000 hectáreas, según el Centro Nacional de Incendios. En Oregón han ardido más de 84,000 hectáreas y sus humos han podido verse hasta el Estado de Colorado.

En Utah se ha producido un nuevo incendio diario en los últimos 21 días y la superficie quemada ya alcanza las 10 mil hectàreas, en California es cuatro veces mayor que en 2020.