Categories
Artículos

El Cerebro Pandémico (I)

Hay expertos que creen que los largos períodos de confinamiento generados por la pandemia han reducido el tamaño de algunas zonas del cerebro. Los especialistas coinciden en que el principal responsable de los cambios en el cerebro es la larga exposición al estrés durante el período de la pandemia.

El estrés prolongado libera cortisol y si es continuo puede llegar a afectar el volumen de algunas zonas del cerebro. En un estudio publicado por la revista Neurology de la Academia Estadounidense de Neurología se demostró que un alto nivel de cortisol se asocia con una peor memoria y percepción visual, así como con volúmenes más bajos de materia gris total, occipital y lobar frontal.

A ese conjunto de dolencias que afectan la salud mental y generan depresión y ansiedad son a los que la doctora Bárbara Sahakian de la Universidad de Cambridge en Reino Unido denomina ‘cerebro pandémico’.

El hipocampo también está involucrado en los procesos de aprendizaje y es una zona del cerebro que se deteriora con la edad. Es por eso que los ancianos son más vulnerables, aunque también sucede con los niños.

Pero los efectos del cerebro pandémico van más allá de una leve afectación de la memoria o de un retroceso en la capacidad de aprendizaje.