Categories
Artículos

La Nueva Política Fiscal (II)

Detrás del profundo análisis de Diamond-Saez hay dos claras propuestas: la utilidad marginal decreciendo y los mercados en competencia. Donde la utilidad marginal es la noción de sentido común de que un dólar extra vale mucho menos en satisfacción para las personas de altos ingresos que para los que tienen ingresos bajos. Una familia con un ingreso anual de 20,000 dólares es obvio que lo notaría. Pero un tipo que gana 1 millón al año ni siquiera lo notaría.

Es por ello que para la política económica, el empobrecer a los ricos no cuenta, ya que son solo unos cuantos, pero a los pobres quizá una rebaja de 1,000 dólares lo podría dejar unos días sin comer. O sea que la política tributaria no debe temer que ver con los intereses de los ricos sino que solo debe preocuparse por como afecta a la población de pobres.

Si un rico trabaja una hora extra agregando 1,000 dólares a la economía y le pagan 1,000 dólares por sus esfuerzos no hay cambio para el grueso de la sociedad.

De modo que el beneficio social de lograr que las personas de altos ingresos trabajen un poco más son los ingresos fiscales generados, ya que el costo de trabajar menos es la reducción de los impuestos que se pagan.