Categories
Artículos

Después del Covid-19 (I)

Según los expertos más distinguidos en pandemias globales y crisis sanitarias en el mundo, los 10 principales puntos son los siguientes:

1.- El mundo ya no es controlable. Se han tenido que cancelar grandes eventos globales como la NBA, Champions League, ATP Tour, Olimpiadas, etc. Y todavía no se sabe el origen del Covid-19. Los muertos y los contagios siguen aumentando.

2.- El planeta Tierra es más pequeño de lo que se cree. La aviación comercial hace que las distancias físicas sean mínimas. Todos los protocolos del transporte de pasajeros ya no funcionan y habrá de repensarse el funcionamiento de la aviación comercial, además de muchos sectores industriales, cuyos modelos son muy vulnerables a una crisis de escala mundial.

3.- Hay una amenaza enorme a las libertades individuales debido a las restricciones globales. Parece ser el fin de la sociedad hedonista de individuos cuya prioridad es la búsqueda del placer a través de los sentidos que se opone a la actitud cooperadora para que haya un modelo de globalización exitoso.

4.- Crece el conflicto entre globalización y nacionalismo. El Covid-19 ha obligado a los gobiernos, empresas, ONG’S e instituciones a fortalecer su capacidad para poder enfrentar largos períodos de autoaislamiento, por lo que las cadenas de suministro serán más locales que globales. Y las empresas diversificarán a sus proveedores favoreciendo a los locales, aunque sean a costos más altos para poder asegurar el abastecimiento.

5.- Se recupera el ahorro y el almacenamiento. Por temor a la incertidumbre crece la idea de almacenar más antes de consumir. Asimismo las empresas probarán nuevos planes de contingencia y buscarán servicios de seguros para protegerse de todo.

6.- Equidad y Sustentabilidad.- El modelo económico actual que se enfoca en el crecimiento ya no resiste. Tampoco resiste los altos niveles de desigualdad entre pobres y ricos, los bajos niveles de salud física y mental de los trabajadores y el enorme daño a la ecología a escala mundial. Por lo que se vislumbra un nuevo tipo de economía con un sistema social más justo y una ecología robustecida.