Categories
Artículos

México, País del Engaño

 

Haciendo una breve síntesis de los principales eventos del sexenio presidido por Calderón, destacan los siguientes:

1.- Una supuesta lucha contra la economía criminal que ocasionó la muerte de más de 80,000 mexicanos, cifra superior a la de las Guerras en Irak y Afganistán juntas, todo con recursos del Gobierno Federal, ya que fueron los poderes fácticos de los Estados Unidos quiénes planearon esta lucha contra la economía criminal fuera de su territorio y sólo aportaron unas migajas con pequeñas partidas del denominado ‘Plan Mérida’. Según los expertos en economía criminal, la idea de combatir el flujo de droga a los Estados Unidos en territorio mexicano fue para mantener un alto precio en las drogas que consumen sólo los ricos drogadictos norteamericanos y se otorga – mediante acuerdos con la mafia – un buen porcentaje del total de esos ingresos al Poder Ejecutivo sin la intervención de los otros poderes. En las cifras que proporciona el experto Edgardo Buscaglia, el ingreso bruto de ese negocio es alrededor de 70 millones de dólares por día, como resultado de la venta de un promedio de dos gramos de heroína diarios a 350,000 drogadictos millonarios que compran el gramo a 170 dólares, mientras las mafias ceden la mitad de esos ingresos al IRS. No obstante, la misma calidad de droga se vende a 70 dólares el gramo en la mayoría de los países de Europa donde no se realiza una persecución en las rutas de transportación por parte de las fuerzas castrenses de los diversos Estados.

2.- La bancarrota de Pemex.- En el pasado mes de febrero del 2012, el Gobierno de Calderón determinó que un 70% de sus producciones de crudo de los próximos 13 años estarán comprometidas para pagar los intereses y capital de la deuda de Pidiregas, mientras en una decisión personal y secreta del mismo mes, liberó a Pemex de cualquier nexo con el Estado mexicano. Por otra parte, las supuestas reservas encontradas al norte del Golfo de México están en aguas tan profundas que su explotación resulta incosteable, mientras los fideicomisos creados en el extranjero protegen y esconden a los funcionarios que causaron este desastre nacional de hundir a la empresa paraestatal que proporciona el 60% del gasto burocrático del Pais.

3.- La bancarrota del Estado mexicano.- El gran error de Pidiregas que sigue pagando intereses diez veces superiores a los del mercado mundial, la condonación de los adeudos fiscales diferidos a las cien más importantes empresas y holdings de México que sifnificaron 240 miles de millones de pesos sólo en el 2011, la contratación permanente de deuda en la banca estadounidense a réditos desmesurados, la desaparición de los recursos para el retiro y los gastos sociales de los trabajadores, más la bancarrota del IMSS y del ISSTE convierten a la nación mexicana en un Estado en quiebra, ya que la suma de todos sus pasivos reales alcanzan el 140% de su PIB. Una cifra proporcionalmente similar a la de las naciones europeas en bancarrota total como Grecia, España, Irlanda e Italia. Todo esto se oculta por un acuerdo tácito entre los grandes industriales, el ‘mass media’ de América controlada por los Estados Unidos y la corrupta clase política mexicana.

4.- El reforzamiento del coloniaje de Estados Unidos con las grandes empresas nacionales y transnacionales, la funesta descendencia de la clase política mexicana, el duopolio televisivo y la mass media cooptada por los Estados Unidos y los poderes fácticos de México que lo convierten en una nación sin futuro para las clases trabajadoras.

5.- La involución de la democracia y la cancelación total de la permeabilidad social en México, con la virtual destrucción de su clase media y de los gastos sociales que hacían posible su educación media y superior, sus servicios médicos gratuitos y la posibilidad de adquirir un nivel de conocimientos fundamentales para las siguientes generaciones de descendientes de la clase trabajadora.

6.- La realización de un acuerdo encriptado tras el período de los procesos electorales del 2012 entre los políticos, los grandes empresarios y los dirigentes de los Estados Unidos para liberar de responsabilidades sociales, fiscales, laborales y ecológicas a todos los empresarios de alto rango, cuya fuerza se extiende a todos sus similares de los países de Occidente.

7.- Esa liberación y globalización de los sistemas financieros especulativos del Mundo Occidental genera la movilización de una enorme cantidad de dinero por todo el mundo sin control que se convierte en el principal elemento que soporta las finanzas de la economía criminal, mientras cancela con rapidez el viejo empleo del capital en la producción de bienes y servicios cuya demanda de mano de obra es casi nula.

8.- Todos los acuerdos políticos que pretenden realizar los legisladores mexicanos en los próximos años sólo son instrumentos jurídicos para reafirmar el actual sistema donde se mezcla la imposición de paradigmas y conceptos sociales de los dueños de los grandes capitales a través de nuevas leyes, el reforzamiento de la impunidad para los poderosos, ya sean dentro de la economía formal o de la ilegal, más la integración a un sistema militar y de espionaje legalizado en todo el mundo.

9.- Lo único interesante en el proyecto de la nueva Ley Laboral que formuló el equipo jurídico de Calderón será ver como reaccionan los pocos jefes de consorcios sindicales que aún conservan poder de liderazgo político tras la aplicación minuciosa del Consenso de Washington desde mediados de los ochentas, aunque es obvio que el nuevo presidente priísta (Peña Nieto) tendrá que mantenerse al margen de este conflicto, ya que quienes lo eligieron como su títere oficial no mantienen ninguna vinculación con el gremio sindical, por lo que es muy posible que sólo sobrevivan la funesta profesora Gordillo y el líder sindical de Pemex que ha pasado a ser un empleado al servicio de la industria petrolera internacional.

10.- La creación de una supuesta ley para controlar el lavado de dinero, justo en los últimos días del sexenio de Calderón se antoja como una burla cruel o una vacilada de despedida. La ley es tan frágil, como incompleta y compleja, de modo que más parece un pacto de impunidad entre los diversos actores políticos en los altos niveles, ya que no establece controles cuando se trata de patrimonios muy altos, donde se podrían tocar a los grandes empresarios y familias políticas, además de que se podría llegar a diagnosticar el lavado de dinero en las campañas políticas de todos los partidos, cuyos financiamientos excesivos violan los topes fijados por las leyes electorales, utilizando empresas apócrifas que aun cuando son legales, otorgan grandes cantidades de dinero en efectivo a los partidos.

Conclusión.- Al final del sexenio de Calderón no existe una sola verdad en el presente y el futuro inmediato de México. Todas estas terribles realidades son totalmente comprobables mediante búsquedas adecuadas en la red electrónica, no obstante quiénes controlan las redes televisivas y el mass media en el Mundo Occidental presentan una visión totalmente diferente a la señalada anteriormente y han logrado conjurar cualquier tipo de movimiento social o político a favor de las clases de menores ingresos, mientras se potencializa un movimiento global de ultraderechas en todo el mundo Occidental, con las excepciones visibles de Brasil, Venezuela, Ecuador, Uruguay, Argentina y otras naciones del Cono Sur.

Después de los países de América Central y de Colombia, México es el caso más patético de América donde sus gobernantes, sus poderes fácticos y la mayoría de sus clases medias consideran que el brutal coloniaje de los Estados Unidos es lo mejor posible para sus intereses, por lo que México no es en realidad el ‘Pais del Engaño’, sino la cuna de quiénes aún viven en la edad mítica de la mente donde no es posible vivir fuera del vasallaje.

(Imagen tomada de Internet / Derechos reservados por el autor)