Categories
Artículos

El Coronavirus al 10 de Febrero (II)

 

La epidemia ha cambiado la vida cotidiana y el Gobierno aconseja disminuir el riesgo de contagio. Pero ahora no trabajan las empresas de reparto y las mercadurías tardan mucho más en llegar a los consumidores. En los supermercados no suben los precios y de todo modo aumentan las ventas, ya que la gente prefiere almacenar algunos comestibles en sus casas.

En las calles hay muy poca gente y las universidades postergaron el reinicio de clases hasta marzo. Y los profesores crearon una plataforma virtual para que los estudiantes estudien y aprendan a distancia. Otra actividad cotidiana es informar por internet a las escuelas la situación de salud cada día, que temperaturas hay y si no se ha topado con alguien de Wuhan.

Aunque las empresas no abren, los trabajos siguen. En realidad, muchos trabajos se pueden hacer hoy en casa y los empresarios piensan que es una oportunidad para ampliar el 5G y la Inteligencia Artificial.

Se desarrollan nuevos softwares para que la población esté más segura. Los niños se quedan en casa y todos los días leen y ven programas de TV. Los adultos hacen lo mismo y es muy difícil distinguir las noticias falsas de las verdaderas.

El coronavirus ha impactado mucho a la sociedad y le está cambiando por completo su tipo de vida, quizá para siempre, según el Dr. Kun Zhangk del Centro para Estudios Globales SHCI-CIMI.