Categories
Artículos

Juicio a Jair Bolsonaro

El fiscal general de Brasil, Augusto Aras abrió una investigación sobre el presidente Jair Bolsonaro y el ministro de salud Eduardo Pazuello por el mal manejo de la pandemia de Covid-19. La pesquiza se ubica en la errónea respuesta de Bolsonaro a un brote de covid-19 en Manaos y en la mala administración de fondos federales destinados al sector salud. Manaos quedo sin oxígeno en enero por lo que el gobierno federal tuvo que mandar oxígeno en tanques de todo el país en un intento de salvar a la gente de morir asfixiada.

La investigación de Bolsonaro y Pazuello revelada por Aras corresponde a las solicitudes de 8 congresistas federales del Partido Comunista para llevar a juicio al mandatario por el colapso hospitalario y por la falta de oxígeno en la ciudad de Manaos. De la ‘investigación preliminar’ se puede llegar a una indagatoria conocida en Brasil como ‘inquérito’ que requiere de la aprobación del Tribunal de Justicia.

En su argumento, Aras señaló que el 14 de enero, 8 días después de que Pazuello se enterara del colapso del sistema de salud en Manao, el Ministerio de Salud entregó 120 mil unidades de hidroxicloroquina para tratar el covid-19 a pesar de que este medicamento no tiene eficacia científicamente probada para combatir la enfermedad.

Esta situación fue revelada ayer por la Revista Fórum de Brasil.