Los TIC en la Cibersociedad

tic

Las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) cumplen un papel determinante en la producción y en el desarrollo social actual. En los países desarrollados y en vías de desarrollo, los problemas se han visualizado como instrumentos que contribuyen al logro de amplios objetivos nacionales y como soporte de políticas nacionales y de programas de desarrollo. Los TIC han sido un factor determinante para afrontar los problemas que surgen de la complejidad del mundo actual.

Estas tecnologías emergen ahora como instrumentos transversales a la sociedad, integrándose en todas las actividades y no se puede prescindir de ellas, ya que controlan el tiempo real, la manera de trabajar, de aprender, de comunicarse y de gobernar. Es obvio que dichas tecnologías no pueden solucionar todos los problemas del desarrollo de la sociedad humana como es el caso de la pobreza. Por lo que las políticas dirigidas en ese sentido deben ir acompañadas de estrategias que reduzcan la gran brecha que existe entre los ricos y los pobres que además no tienen conocimiento ni información.

Hay que buscar el camino para que un determinado país o territorio pueda competir en un mundo cada vez está más interconectado por la economía. Por lo que a globalización es al mismo tiempo una amenaza y una oportunidad. De acuerdo al último reporte de la ONU, la liberación e integración de los mercados son instrumentos para que crezcan los países en desarrollo, aunque ahora mismo son pocas las naciones que han podido aprovechar sus ventajas, en tanto que la mayoría de ellas han sido dañadas por el fenómeno social de la globalización.

Se deduce por lo tanto que el reto de las TIC se orienta a ampliar las bases de la democracia a través de sistemas más creativos y participativos. Por lo que las organizaciones privadas y del gobierno hacen crecientes inversiones en la creación de infraestructuras multimillonarias de servicios y de información basados en tecnología de punta en el campo de la telemática para posibilitar el acceso a bases de datos bibliográficos, textuales, de hechos y de toda clase de fuentes de información.

La sociedad en la Red es una sociedad cuya estructura social está construida en torno a las redes de información microelectrónicas que existen en Internet. En ese sentido Internet no es solo una tecnología, sino el medio de comunicación que constituye la forma de organizarse de las nuevas sociedades. Es equivalente a lo que fueron la factoría o la corporación en la era industrial. Es el corazón de un nuevo paradigma sociotécnico que constituye la base material de la vida del hombre actual, de sus relaciones de trabajo y de su comunicación. Por lo que Internet procesa la virtualidad y la transforma en realidad, constituyendo la ‘sociedad red’ que es la sociedad donde ahora vive.

Internet es la vida presente y es un medio para todo que interactúa con el concepto de la sociedad. Se trata de una red de redes de computadoras que son capaces de comunicarse entre ellas. No obstante, dicha tecnología es algo más que eso, ya que se ha constituido en un medio de comunicación, de interacción y de organización social. Internet expresa los procesos sociales, los intereses, los valores y sus instituciones. Se constituye en la base material y tecnológica de la ‘sociedad red’ y es el medio de organización que permite el desarrollo de nuevas formas de relación social que expresan una serie de cambios históricos que no hubieran podido ocurrir sin Internet. Por lo que el uso de los TIC y la intensiva actividad de la Red aparecen como una palanca para desarrollar a mayor escala una práctica de ‘ciudadanía activa’ y una dinámica de desarrollo político y social en un territorio local específico.

Debido a esta virulenta revolución que envuelve a las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) éstas se han constituido en las principales referencias actuales de la globalización cultural. En este nuevo ámbito se encuentra la mayor apuesta política para el futuro de las democracias de Occidente. Si todas las personas iniciaran la construcción de una nueva sociedad en la Red, logrando que cada ciudadano se convirtiera en un actor de la vida local aún se requeriría la representación partidaria de la conquista del poder, cuyo ejercicio se apoyaría en la aceptación del hecho mayoritario de que quien gane la mayoría puede imponer su criterio político a los demás.

El hecho es que la sociedad en red en un territorio específico no puede ser sino pluriminoritaria y construirse en una cultura de la tolerancia, del mismo modo que la red de producción de un proyecto no puede desarrollarse más que una cultura de la confianza. Por lo que las computadoras reflejan en esencia el funcionamiento de un sistema cultural donde cada parte es un nódulo de una red dinámica de relaciones interpersonales en constante ajuste y renovación.

Adenda: Como este fenómeno de las TIC está ocurriendo ahora mismo, es muy difícil percibirlo y menos aún poder evaluar su efecto en el actual modelo político y social que domina ahora mismo en el mundo. Asimismo, también es muy difícil imaginar una nueva economía mundial sustentada en los desarrollos tecnológicos y en las nuevas formas de empleo que producirán las TIC.

Pero es un hecho innegable que el mundo tendrá que seguir viviendo por muchos años más y no hay duda de que pronto se inventarán empleos para viejos y para jóvenes que jamás habíamos imaginado. Y lo mejor de todo es que todo esto sucederá en un mundo con menor grado de violencia al actual.