Los 5 Grandes Peligros del Mundo Actual

5PELIGROS

De acuerdo al último reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI), la proyección de crecimiento de la economía mundial para el 2016 pasará de 3.8% a 3.6%. El pronóstico indica que habrá una recesión menos profunda a la originalmente proyectada, mientras que el Bank of America Merrill Lynch prevé que la economía mundial mejorará, aunque lo dice con un optimismo moderado y estima que el PIB global crecerá ligeramente por encima del 3.1% que hubo en el 2015. No obstante, todos los expertos reconocidos en economía global en el mundo occidental contemplan cinco grandes peligros que pudieran frenar por completo cualquier grado de crecimiento económico.

Como primer punto, Goldman Sachs menciona que es imposible una estabilización del precio del petróleo en este año debido al lento crecimiento de los mercados emergentes y al posible levantamiento de las sanciones internacionales contra Irán que harían subir más los inventarios almacenados de petróleo. Por lo que la clave para el escenario más negativo es Irán, ya que podría añadir dos millones de barriles por día más a la actual oferta existente para la exportación global. Razón por la cual Morgan Stanley prevé que el crecimiento continuo de la demanda y un menor suministro de petróleo solo se alcanzarían hasta el 2017.

En el segundo lugar de los peligros actuales está el modesto crecimiento de la economía de los Estados Unidos que el Bank of America espera que se mantenga en el 2.5%, siempre y cuando el mercado laboral no caiga y compense la baja productividad actual. Según el Instituto para la Administración del Abasto (ISM), el índice manufacturero se ubicó el pasado noviembre en 48.6 puntos, ligeramente por debajo de los 50 puntos que había al principio del año.

Como un tercer gran peligro para el crecimiento de la economía mundial está la alza de las tasas de interés en los Estados Unidos, luego que la Fed decidiera subirlas tras siete años de mantenerlas en cero. Según la directora del Bank of America Merrill Lynch, Candace Browing se observa un mercado más optimista y un crecimiento lento pero estable en los mercados de capital y de cambios impulsados por la reactivación del ciclo comercial. Al grado de que existen otros expertos financieros quienes piensan que la Fed podría incrementar sus tasas de interés en este mismo 2016 hasta llegar al 1%.

Un cuarto peligro para el crecimiento de la economía global es la desaceleración de la economía china que en años anteriores crecía a una tasa superior al 10% anual y ahora apenas alcanza el 6.3% debido a problemas con la industria exportadora y a la caída de los precios de las materias primas. Según el FMI, China enfrenta una brusca baja de su mercado interno, una reducción del excesivo apalancamiento financiero del Estado y el fortalecimiento de las fuerzas del mercado global a través de las transnacionales. Por lo que el FMI considera que un tipo de cambio de libre flotación podría mejorar la autonomía de la política monetaria y ayudaría a resistir los choques que vengan del exterior.

El último gran peligro para el crecimiento de la economía global es el fenómeno climático conocido como ‘El Niño’, ya que representa un riesgo potencial para la inflación en el costo de los alimentos, particularmente en Asia y en América Latina, ya que este fenómeno meteorológico afecta los vientos y las temperaturas de las aguas en el Océano Pacífico, alterando los niveles de las precipitaciones pluviales en el Hemisferio Sur y causando tanto inundaciones como sequías prolongadas. Aunque el Banco Mundial señala que se han reducido los precios mundiales de los productos agrícolas en todo el mundo y no hay cambios pronunciados en sus tendencias, cree que de todos modos se afectarán los mercados internos de los países que están en la órbita del Niño.

Tratando de ser objetivo ante esta realidad geopolítica tan clara se puede ver que es muy poco lo que se puede hacer al respecto, ya que todas las grandes potencias siguen ejerciendo sus estrategias para conservar sus prebendas y las de las pequeñas élites que los gobiernan. No hay señal de que los Estados Unidos y sus ya pocos aliados de Europa modifiquen sus prácticas financieras y monetarias mientras el sistema mundial no se colapse, como tampoco es visible que los Estados Unidos modifique su idea de ya no utilizar sus capitales en las operaciones productivas, sino que parece seguirá en el mundo especulativo de la renta del capital sin tomar riesgos laborales, ecológicos o jurídicos.

La constante disminución de las actividades manuales en los procesos productivos, la robotización, la digitalización y la eliminación gradual de la utilización del cuerpo físico del ser humano en todas las labores que generan riqueza está construyendo un mundo totalmente distinto donde cada vez se complica más la obtención de salarios para quiénes no recibieron en su niñez y en su juventud los beneficios de la tecnología digital. Todo esto ha conducido a una nueva estructura social en la que va desapareciendo la clase media y se va estructurando una nueva sociedad con una pequeña élite propietaria de la mayor parte de la riqueza mundial.

Adenda: Aunque es muy difícil imaginar cómo podrá operar este nuevo tipo de sociedad humana en el futuro inmediato es muy fácil ver que en los hechos ya está sucediendo en las nuevas potencias emergentes como China y la India donde se ha generado una nueva versión de la ‘clase media’ occidental que durante más de 100 años dominó al mundo y fue su paradigma.

No es exactamente lo mismo, pero ha sido la solución para una nueva realidad demográfica que comprende a una población casi diez veces mayor a la que existía a mediados del siglo 20. Con el problema adicional del cambio climático.