París, Cumbre de la Apocalipsis Climática

 clima paris

  

La reunión de dos semanas en París, de los mandatarios, los ambientalistas y los expertos en cambios climáticos de ciento cincuenta países del mundo constituye el evento global más importante de todos los realizados en la última década. El enorme problema que ha causado la generación de gases de invernadero, desde el nacimiento de la sociedad industrial en el siglo XIX es ahora tan grave que la mayoría de los expertos del mundo lo considera casi irreversible, a no ser de que se lleve a cabo un proyecto global coordinado entre las 16 naciones más contaminantes del Planeta.

  

Según el el distinguido columnista del New York Times, Justin Gillis, todos los proyectos que se construyan en Paris durante las dos semanas de la Cumbre Climática quedarán cortos para resolver el problema actual. Aunque muchos líderes políticos muy importantes están promoviendo mayores cortes en el uso de energías que provienen de combustibles fósiles y otros están firmando acuerdos voluntarios para reducir las emisiones de gases de invernadero en sus jurisdicciones, todo lo que se logre quedará corto, tal como lo dijo el Gobernador de California, Jerry Brown.

 

Dice Gillis que a pesar de la intensidad del debate sobre el calentamiento global, el planteamiento práctico se ha mantenido a un nivel teórico y muy pocos han investigado los pasos concretos que son necesarios para lograr una profunda descarbonización del Planeta. En opinión del Dr. Sachs de la Universidad de Columbia, es necesario iniciar un esfuerzo más serio para elaborar una hoja de ruta detallada para la transición energética que incluya el Proyecto de Descarbonización Profunda Pathways con sede en París y Nueva York, el cual incluyó a los equipos de técnicos en los 16 países considerados como los más contaminantes del mundo.

 

Según Gilles los analistas parten de suposiciones conservadoras sobre las nuevas tecnologías y sus costos. Pensando que los países desarrollados no estarán dispuestos a hacer grandes cambios en sus estilos de vida y a que seguirán insistiendo en el transporte convencional, los aparatos domésticos usuales, las luces eléctricas, etc. Mientras que los países pobres podrían seguir luchando por alcanzar mejores niveles de vida doméstica aunque requieran de mayor cantidad de energía.

 

Los reportes de dichos países descartaron tecnologías alternativas, como la de la fusión nuclear por considerarlos que aún están en una etapa teórica y ni siquiera existen plantas piloto donde se pueda evaluar su futuro en el corto plazo. Eso lo dijo Ben Haley, un consultor senior de Energía y Economía Ambiental que participa con el proyecto de descarbonización de las 16 naciones más contaminantes del mundo.

 

Partiendo de estas premisas, los expertos del ‘proyecto global descarbonizante’ plantearon una pregunta específica: ¿serviría de algo si las emisiones pudieran reducirse desde ahora hasta el año 2050 para detener los peores efectos del cambio climático? Según Guido Schmit-Traub, director ejecutivo de la Red de Soluciones de Desarrollo Sustentable solo sería posible si se actuara de inmediato.

 

Pero quizá el hallazgo más importante de ese Proyecto es que las tecnologías actuales no son bastante buenas como para elaborar un proyecto global. El análisis sugiere que muchas tecnologías, como la de los coches eléctricos y la de los aero generadores de alta mar son cada día mejores y más baratos pero subsiste la tendencia de los empresarios conservadores a mantener sus viejas fuentes de energía.

 

Aunque por su parte el magnate filántropo Bill Gates señaló el lunes pasado en la Cumbre que había convencido a un importante grupo de multimillonarios para invertir grandes sumas en el desarrollo de nuevas tecnologías para ahorrar energía, los ambientalistas opinaron que eso de nada servirá si los grandes empresarios no aceptan desplazarse fuera de los nichos de mercados convencionales, como es el caso conocido de los coches eléctricos.

 

Desde otro punto de vista del mismo problema energético se conoce que los costos de los paneles de energía solar ha bajado casi un 80% en la última década, aunque en algunos lugares aún permanezca más cara que la proveniente de combustibles fósiles. También ha bajado en forma considerable la energía originada por turbinas de viento y ahora proporciona el 5% de la energía eléctrica de los Estados Unidos, mientras que en algunos países pequeños alcanza a proporcionar energía en cifras de dos dígitos. En el estado de Tejas llega a ser tan barato el costo de la energía eólica que existe una compañía que regala luz al público por las noches.

 

Se han desarrollado tanto las energías eólica y solar que el ingeniero Marcos Jacobson de la Universidad de Stanford estima que el mundo entero podría funcionar al 100% con energías renovables para el 2050. En un artículo científico calculó que la demanda de petróleo y de gas en la industria de Estados Unidos que se constuyeron 50,000 nuevos pozos petroleros a partir del 2000 y considera que su construcción es igual de compleja que la de una turbina de viento. Por lo que cree que la energía eólica podria ser la alternativa perfecta para servir a la industria norteamericana que ahora utiliza los combustibles de los pozos petroleros.

 

Esta Cumbre de París sobre el Cambio Climático está poniendo en evidencia los grandes problemas de convivencia pacífica que arroja el mundo actual: por una parte la permanente dificultad para que las naciones cumplan con sus acuerdos internacionales, al margen de la materia que esté en debate, por otra, la creencia de Occidente que los principios fundamentales bajo los cuáles se construyó el Estado Republicano siguen siendo válidos y que son unas cuantas familias multimillonarias las que dominan a todo el mundo desde hace poco más de cien años. (1913)

 

Pero no se observa, ni se reconoce que la geopolítica mundial actual ha impuesto nuevos criterios y las economías ascendentes de China y de los Bric’s son las que están estableciendo las nuevas relaciones económicas, diplomáticas y bélicas en el mundo actual. Aunque no debe perderse de vista que China, a pesar de su gran crecimiento industrial es por ahora la región más contaminada del Planeta y otro tanto sucede con la India y con Brasil.

 

Adenda: Quizá el avance más importante de la actual Cumbre de París podría ser el establecimiento de una nueva normatividad en el derecho internacional y en la convicción generalizada de que las guerras ya no podrán formar parte de la agenda política y económica de las grandes naciones.