Tendencias del Mundo Bélico

armas.jpg

 

 

De acuerdo al último reporte del Instituto Internacional de Investigaciones sobre la Paz de Estocolmo (Sepri) entre los Estados Unidos y Rusia exportaron el 48% de todo el armamento mundial entre 2010 y 2014. La venta de armas de los Estados Unidos aumentaron un 23% y sus tres clientes principales fueron Corea del Sur, Emiratos Arabes Unidos y Australia. Mientras que Rusia es el segundo país del mundo en volumen de exportaciones y sus principales clientes son China, la India y Argelia quiénes representaron casi el 60% del total de sus exportaciones de armamento pesado.

Según Siemon Wezeman, investigador senior del Programa de Armas y Gasto Militar del Sepri, Rusia utiliza las exportaciones como un medio de conseguir fondos para modernizar su industria militar que es de donde se financia su gobierno. Esto ha propiciado que su principal comprador actual sea China, ya que le paga al contado y sin necesidad de crédito. Aunque genera algunos serios problemas para Rusia, ya que según Wezeman, China copia la tecnología armamentista rusa y empieza a competir en el mismo mercado.

Por otra parte ‘Sepri’ ha confirmado la transferencia de armamento ruso a los rebeldes que luchan en la región oriental de Ucrania y según sus expertos en los Estados Unidos se han facilitado las exportaciones de armas al simplificar las condiciones para obtener licencias de venta y cancelar las limitaciones tecnológicas que se imponen a la exportación de armas a otros países. Los investigadores del Sepri detectaron una menor resistencia del gobierno de los Estados Unidos para exportar aviones de combate F-35, el único caza de combate en el mercado de quinta generación, a países como Japón y la India.

Al igual que Israel, los Estados Unidos es el principal exportador de vehículos aéreos no tripulados (drones), aunque la mayoría de ellos se utilizan para vigilar y no para combatir. No obstante, los Estados Unidos si ha utilizado los drones para combate durante la última década y solo los han vendido a Reino Unido y a Nigeria. Según información del Sepri los cinco países con mayor exportación de armas en el mundo son Estados Unidos, Rusia, China, Alemania y Francia y los cinco mayores importadores fueron India, Arabia Saudita, China, Emiratos Arabes y Pakistán. Los continentes que más recibieron armas fueron Asia y Oceanía, con un 48% del total de exportaciones y les siguen la Unión Europea con un 16% menos entre 2010 y 2014 que en el período de 2005 al 2009. En tanto que Africa aumentó sus importaciones de armamentos en un 45%.

De acuerdo a los datos comparativos del Sepri, la venta de armas en la última década reflejan que el mundo vive en un clima permanente de inestabilidad y el director del Centro Noruego para la Construcción de la Paz(NOREF) con sede en Oslo señala que ahora existe una carrera armamentista con muchos protagonistas, provocando que la mayor parte de las transferencias de armas en el mundo sean ventas, aunque existe una pequeña porción de ‘ayuda militar’ que en su conjunto apenas significaron un incremento de 16% en los últimos 5 años. Con excepción de Europa, donde no hubo ningún incremento en la venta de armas.

Según el NOREF se puede visualizar un giro hacia el Este del poder mundial y la posición preponderante de China en el mundo. En los hechos del presente, después de los Estados Unidos y de Rusia, China aparece como el tercer país en el mundo bélico, al aumentar sus compras de armamento en un 145% en los últimos 5 años. Sus principales exportaciones fueron hacia tres países asiáticos muy pobres: Pakistán, Bangladesh y Myanmar.

Toda esta situación de crecimiento en el negocio de las armas y de su desplazamiento hacia el Este conduce a pensar que las tensiones en Asia, la campaña contra el Estado Islámico y la crisis ucraniana son los tres conflictos bélicos potenciales más visibles que afectan los intereses geopolíticos de las potencias nucleares del mundo, por lo que algunos expertos en asuntos bélicos internacionales consideran en alto grado la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial en cinco regiones del mundo, mientras que la gran mayoría la considera muy improbable.

1ª.- La Península de Corea.- Donde Corea del Norte sigue desarrollando su programa atómico, mientras su vecino del Sur está trabajando sin cesar en armamentos para destruir las ojivas nucleares norcoreanas antes de que sean lanzadas. Por lo que subsiste un gran enigma de lo que pasará en este conflicto que podría desembocar en una guerra regional.

2º. En Septiembre pasado, tropas chinas cruzaron la línea de control de fronteras en disputa entre China y la India a la altura de los montes Himalaya, avanzando más de 1000 soldados chinos en territorio hindú. Aunque ahora mismo la relación diplomática de China e India ha mejorado, el gobierno chino piensa construir bases navales en el Indico para mejorar su añeja relación con Pakistán.

3º. Según el profesor Hon Hudong de la Universidad de Defensa Nacional del Ejército Popular de China, las tensiones entre China, Japón y Taiwán son las más graves de todas, ya que es una lucha sobre los derechos marítimos en los dos mares que rodean a China. En el Mar Meridional China reclama zonas muy ricas en recursos naturales que también disputan Vietnam, Filipinas, Brunei, Taiwán y Malasia. Existe una fuerte disputa por las islas Spratly, donde el Comando General de las Fuerzas Armadas Filipinas, Gral Emmanuel Bautista dijo que su país, apoyado por los Estados Unidos, responderá militarmente a China si usa su fuerza bélica contra los pescadores filipinos que operan en esa área. Por lo que Filipinas presentó una demanda contra China en el Tribunal Internacional de la Haya que la extendió a Taiwán, cuyo gobierno está construyendo un puerto en las islas Spratly donde piensa conservar buques de guerra en forma permanente. En el mar de China Oriental hay disputas con japoneses por las islas Diayou administradas por Tokio. La BBC comunicó que Washington ya ha expresado su intención de involucrarse en el conflicto y apoyar a Japón.

4º. La alianza antiterrorista de 21 países liderada por el Pentágono ha acordado una campaña de largo plazo contra el Estado Islámico para que el grupo ‘deje de ser una amenaza global’. Obama anunció que continuarán los ataque a Siria y a Irak y el Sub Secretario de la Defensa, John Panetta pronosticó que dicha ‘alianza’ no podrá limitarse a los bombardeos aéreos y pronto enviarán tropas terrestres a la región. Aunque señaló muy improbable que ese conflicto genere una guerra nuclear.

5º. Esta semana El Pentágono presentó un informe para proporcionar su visión de los conflictos armados del futuro en el que describe las estrategias para destruir a sus rivales potenciales más fuertes. El documento propone ‘atacar primero, de manera que el adversario sea incapaz de responder con eficiencia’. En septiembre pasado, la OTAN llevó a cabo 3 simulacros en los países vecinos a Rusia: uno en Letonia y dos en Ucrania, reforzando sus misiones de patrullaje en los países bálticos y sus vuelos de vigilancia, de reconocimiento y de inteligencia en Polonia y Rumania. Además ha enviado buques de guerra adicionales al mar Báltico y al Mediterráneo y planea establecer cinco nuevas bases en Letonia, Lituania, Estonia, Rumanía y Polonia para reforzarse contra cualquier acción bélica de Rusia a quien Occidente responsabiliza por la crisis de Ucrania.

Adenda: Como puede verse, el panorama del negocio bélico mundial no cambia mucho: las naciones productoras de armas ahora son más con China, Alemania y Francia; las áreas en conflicto se desplazan hacia el Este y la posibilidad de una guerra nuclear disminuye en forma considerable.