Se Acerca el Final del Dólar

En estos momentos parece que China solo espera unos cuantos años más para quitar al dólar del dominio cambiario mundial. Según la Agencia Reuters su economía ya rebasa a la de Estados Unidos y dice que 'Con la economía y las Finanzas, Pekín ha estado jugando al ajedrez y Occidente a las damas' Los cambios financieros ocurren tan rápido que para la mayoría de los expertos, el dólar tiene sus días contados y será reemplazado por el yuan como moneda global. Esto se basa en señales muy visibles como el hecho de que ya existen formas de pagos internacionales con otras monedas de varios países y con monedas virtuales.

Aunque muchos expertos financieros creen que la sustitución del dólar no ocurrirá pronto, China se ha estado preparando con calma para ese momento. A pesar de que oculta con cautela el monto de sus reservas en oro, lo cierto es que son enormes, además de que ha adquirido una gran parte de la deuda pública de los Estados Unidos. Según Global Research News, la reciente firma de un memorándum de acuerdo con el Banco Central de una potencia emergente 'el volumen de transacciones que pueden realizarse en yuanes en centros financieros internacionales está en la misma proporción de la importancia de China en la economía global.

Hace unos días, con la presencia del presidente Xi JIngping y de la canciller alemana Angela Merkel se confirmó la intención de ambos bancos centrales para realizar acuerdos de transacciones entre ellos y apartarse de la hegemonía del dólar como moneda de pago y de reserva. Se habló entonces de una cifra cercana a los 200 mil millones de dólares en el comercio bilateral que hubo entre ambas naciones en el 2013.

La razón por la cual China desea dejar de usar el dólar estadounidense es debido a la terrible experiencia que sufrió en el 2009, cuando su enorme cantidad de dólares acumulados amenazó con evaporarse al quebrar las empresas públicas inmobiliarias estadounidenses Fannie Mae y Freddie Mac y no los recuperaron hasta que China aplicó gran presión al gobierno de Bush para que garantizaran sus deudas y pudieran recuperar algo de su anterior valor.

En los hechos, China fue rescatada por los contribuyentes estadounidenses y la Reserva Federal en el 2009, pero su Gobierno quedó convencido de que tenía que deshacerse de los dólares y para ello se ocupó en forma astuta y sistemática del asunto mediante una estrategia con flancos diversos que incluyeron acuerdos monetarios bilaterales con muchas naciones del mundo.

Esta decisión de 'desdolarizarse' no sólo fue de China, sino también de Rusia, debido a las sanciones que le han impuesto las naciones de Occidente. Por lo que Pekín y Moscú han acordado realizar pagos en sus propias divisas por medio de VTB, (Banco Ruso de Comercio Exterior) segundo grupo de la Federación que cuenta con el Estado en calidad de dueño de la mayoría de las acciones y con activos crecientes de 270 mil millones de dólares y el Banco de China que es uno de los 20 más grandes del planeta y el segundo prestamista de las potencias emergentes con más de dos billones de dólares y operaciones en más de 30 naciones de todo el mundo. Aunque hasta la fecha el 75% de los negocios todavía se realiza con dólares.

También los gobiernos de los BRICS crearon un Banco de Desarrollo y una Reserva de Divisas que prevée la entrega de préstamos y de capital para inversión utilizando sus monedas nacionales. Se estima que las empresas públicas y privadas de los BRICS van a tener un ahorro de 4% en cada una de sus actividades comerciales. Además de los BRICS existen importantes economías mundiales con un alto PIB que han firmado convenios de intercambios sin el uso del dólar con Pekín como son los casos de Japón, Rusia, Irán, Corea del Sur, Australia, Argentina, Venezuela, Chile, Belarus y Pakistán. Japón es el quinto destino de las exportaciones chinas y su tercer socio comercial con un intercambio de 400 mil millones de dólares anuales.

A medida de que China avanza en sus reformas financieras, muy pronto será aceptada por todos los países del mundo como la primera economía mientras el yuan gana terreno. Conforme al último informe del FMI, China ya superó a los Estados Unidos en su PIB con 17.6 billones de dólares frente a 14.4 billones. De modo que conforme avanza el yuan va cayendo el uso del dólar, por lo que el día en que ya no se utilice como moneda de cambio preferencial está cada día más cercano.

Por otra parte, a pesar de los miles de millones de euros que los Bancos Centrales han inyectado al sistema financiero mundial, la economía sigue al bordo del abismo. La profunda avaricia de Alemania combinada con su mezquina visión del mundo exterior tienen a Europa en el mismo nivel de desempleo y de deuda que en el 2009 y han arrastrado a toda Europa hacia una profunda deflación. A tal grado que el desempleo masivo se ha convertido en una característica permanente del actual modelo económico capitalista. En todos los países de Occidente y los denominados del 'tercer mundo' existe el temor de que las nuevas generaciones vivirán en forma más precaria que sus padres y el crecimiento vertiginoso de partidos políticos en contra del sistema marca un cambio brusco en la conciencia de los individuos y un profundo cuestionamiento hacia el sistema capitalista. Quedando muy claro que no hay manera de salir de la crisis con las recetas propias del sistema, ya que la oligarquía financiera sigue controlando a todos los gobiernos. Por lo que se necesita cambiar de modelo y de paradigmas cuanto antes. Los hechos demuestran que el modelo chino ofrece por ahora el panorama político y económico más viable para el ser humano de todas las regiones del mundo.

Adenda: Todo indica que la derecha política gobernará en gran parte del mundo Occidental en los próximos años, aunque manipulada por la oligarquía financiera que se apoderó del mundo desde principios del siglo 20 mediante la asociación de las familias Rothchild y Rockefeller. Solo los chinos y los rusos podrían cambiar esta situación crítica en el corto plazo.