Democracia y Libertad en Descenso (2014)

th-4.jpeg

 

En el último número de la ‘Revista de la Democracia’ publicado en el 2006 por Jared Diamond, experto analista político de la Universidad de Stanford, señala que la democracia y la libertad habían dejado de expandirse en el mundo. Desde el año 2006 el número de democracias electorales en el mundo ha oscilado entre 114 y 119 países (aproximadamente el 60% del total) y casi en la misma proporción se ha deteriorado el nivel de libertad de los ciudadanos.

 

Decía Diamond que desde el año 2000 ha habido 25 importantes fracasos de la democracia en el mundo, no solo a través de golpes militares, sino mediante mecanismos legales de degradación de los derechos individuales y de procedimientos judiciales supuestamente democráticos. Aunque algunas degradaciones han ocurrido en países con democracias de baja calidad, en otros con procesos electorales más o menos justos con varios partidos con diferencias ideológicas reales, sus instituciones políticas fueron reducidas a mínimos niveles de democracia.

 

Entre las naciones más notables que degradaron su democracia electoral están Rusia y Turquía a la cabeza, con Venezuela, Tailandia, Botsuana, Bangladesh y Kenia. En algunos países su sistema judicial en funciones ha incrementado el control del partido en el poder, sobre las instituciones políticas, sobre la sociedad civil y sobre la burocracia, encarcelando a periodistas disidentes e intimidando a los críticos de la prensa y académicos. Asimismo, amenazando a las empresas o grupos privados que financian partidos de oposición mediante detenciones y procesos legales bien planeados, retirándolos de la vida pública y acusándolos de conspiradores.

 

Entre los años 2006 y 2014 ha sucedido que muchos países disminuyeron su libertad, particularmente en el Africa Subsahariana, Sudáfrica, Latinoamérica y el Caribe, donde se desmorona la legalidad y aumenta la corrupción, no solo en los funcionarios públicos, sino en la sociedad civil. Dice Diamond que una de las razones de esa tendencia es que los autócratas actuales son los estudiantes y los adaptadores rápidos de la función pública que han desarrollado y compartido las nuevas tecnologías de las censuras y de las estrategias legales para restringir a los grupos de la sociedad civil y prohibir su asistencia a las asambleas internacionales. Aunque los viejos hábitos de corrupción y abuso de poder hayan sido escondidos en EUA y Occidente durante la década de 1990 al 2000, cuando la Guerra Fría fue en ascenso y los corruptos autócratas pudieron gobernar de acuerdo a sus intereses particulares, la corrupción sigue aumentando ahora mismo.

 

Mientras que en el contexto global, sin problemas de atender a una democracia o a un sistema corrupto en el extranjero, China se ha convertido en el principal proveedor y socio de gran parte de Africa y algunas naciones de Sudamérica, mientras Rusia se ha vuelto más agresiva para tratar de debilitar la democracia en todas sus fronteras. Dice Diamond que finalmente apareció la ‘guerra contra el terror’ que sustituye a la vieja idea de ‘promover la democracia’ como prioridad en la agenda de política exterior de los Estados Unidos, situación que permitió sacar de la cárcel a infinidad de ‘terroristas de verdad’ con los que ahora aterrorizan al mundo entero.

 

Aparte de la situación geopolítica anterior, Diamond considera que lo más preocupante de la ‘recesión democrática’ actual ha sido la disminución de la eficacia y de la confianza del mundo en los Estados Unidos y en Occidente. Después de muchos años de bipartidismo a ultranza en EUA, deflación y corrupción mediante campañas políticas sucias, la primera democracia del mundo es cada día más disfuncional. Con gobiernos que dejan de operar durante períodos prolongados y con incapacidad total para liberar presupuestos o planes de gobierno. Obviamente ese caos interno de los Estados Unidos sirve de base para que todas las autocracias del mundo señalen esa decadencia y así evitar la fuerte presión que ejercen desde hace cien años.

 

La visión de la recesión democrática en el mundo es un poco diferente cuando es vista por la izquierda pero coincide en muchos aspectos. Empieza por decir que cien años después de que estalló la Primera Guerra Mundial se han agudizado casi todas las contradicciones del capitalismo. Las crisis de cortos períodos han dejado de ser más o menos permanentes, por lo que conviene revisar los elementos más visibles de la crisis actual.

 

1º. Persiste la crisis económica mundial que resultó del colapso de Wall Street en el 2008. La inexplicable subida de los precios de las acciones bursátiles de los Estados Unidos indican que ha triunfado el capital especulativo. La acumulación interminable de riquezas personales, de las sociedades anónimas y de las casas financieras se ha separado por completo del proceso de generación de riqueza de la producción. El endeudamiento de Wall Street es ahora enorme e impagable, ya que vive de un proceso de infusiones de liquidez que provienen de la Reserva Federal de los Estados Unidos o sea de su Banco Central que emite el dinero.

 

El hecho real es que ninguna economía de Occidente ha crecido realmente desde la crisis del 2008 y las principales economías de Europa están estancadas. Alemania apenas supera la recesión, Rusia está viviendo una profunda crisis, Japón está en recesión desde el tercer trimestre del año pasado y la economía China en plena desaceleración.

 

2.- Han aumentado en forma notable las tensiones geopolíticas. La guerra sin fin al terrorismo de los últimos quince años se ha convertido en el mecanismo que los Estados Unidos utilizan ahora para disuadir a sus rivales potenciales y conservar su hegemonía bélica. En el 2014 estalla el conflicto de Rusia en Ucrania y se vuelve campo de batalla. Washington considera que no puede ajustar cuentas con China en Asia sin antes controlar el territorio de Eurasia. La idea es poner un gobierno títere de EUA en Ucrania para poder controlar a Putin.

 

Además de estos eventos reaparecen en el escenario geopolítico actual como aliados de los Estados Unidos Gran Bretaña y Francia para tratar de recapturar parte de su vieja gloria imperialista. A pesar de que Francia criticó mucho la invasión de Irak hace 15 años. También en el 2014 regresaron de aliados de Washington Japón y Alemania con el propósito de incrementar y desplegar sus fuerzas armadas para poder controlar a China y a Rusia.

 

3.- La actitud ‘reaccionaria’ es un rasgo característico del imperialismo. El reciente informe del Comité de Espionaje del Senado de los EUA sobre la tortura en las cárceles nacionales no deja duda de la complicidad en actos criminales del Presidente, el Vice-Presidente, el Secretario de la Defensa, del Director de la CIA y de los empleados más importantes del Gobierno de Bush, mientras que el comentario al respecto de Obama no deja duda de que nada se hará al respecto a quienes autorizaron, diseñaron e implementaron el proyecto de tortura estadounidense.

 

4.- Al irse derrumbando la fachada de la democracia de Occidente crece sin control la desigualdad social. Desde el 2009, los poderes fácticos de la alta clase política pretenden mantener y aumentar su riqueza, destinando billones de dólares a los mercados bursátiles, en coordinación con una táctica de desempleo creciente y de precarización de la vida doméstica de la clase obrera. En el 2014 la riqueza personal de las 400 personas más ricas del mundo creció 92,000 millones de dólares y ya alcanza 4.1 billones. En los EUA los 400 más ricos poseen 2.29 billones de dólares, casi el doble que en el 2009, mientras que desde el 2010, el ingreso medio de los estadounidenses se ha caído un 5% por año.

 

5.- Se pronostica que en el 2015 se agravará la actual crisis económica, geopolítica y social, creciendo el rencor y la frustración de la gran mayoría de la población mundial, al mismo tiempo que surgirán y se difundirán más contradicciones del capitalismo. Han sido 15 años de guerra sin fin y de tormenta permanente para las clases populares de todo el mundo, de reportajes de la corrupción de las elites financieras, de actividades criminales y de crueldades que desobedecen a las normas elementales de justicia.

Ha habido un declive general en la vida doméstica de los obreros, una grotesca ostentación de unos cuantos en medio de la pobreza general. No obstante el evidente malestar social y la creación de redes sociales hiperactivas será muy difícil que cambie la situación actual y ocurra una revolución socialista a ultranza, ya que se carece de armas y de dinero para realizarla. Por ahora solo queda a la vista la mayor red mundial de jóvenes y obreros socialistas conocida como la World Socialist Web Site que crece a gran velocidad.

 

Adenda: Se concluye que la tradicional democracia derivada de la lucha de Independencia de los Estados Unidos está por ahora estancada.