La televisón y la política en México

ponchotele
La transformación del sistema político mexicano en los últimos diez años ha sido realmente asombroso. De un modelo político centralista en grado extremo, donde el Poder Ejecutivo le indicaba a los demás poderes la forma de actuar se convirtió en un nuevo tipo de Estado, donde un monopolio televisivo le señala a quiénes serán sus dirigentes, como actuarán sus tres poderes constitucionales y cuál deberá ser su visión del mundo económico, moral, cultural y de comportamiento frente a las demás naciones del mundo. Este fenómeno específico del país mexicano también se presenta en otras naciones del mundo, pero con estas características de dominio total de las conciencias solo existe en México y conviene abordarlo desde dos enfoques diferentes: el primero es una visión científica de expertos que están estudiando desde hace más de una década la interacción de entidades astrales para modificar la conciencia de los seres humanos y la otra desde una elemental visión sociológica de este fenómeno que apenas hace diez años cambió la conciencia política de los mexicanos y la estructura de su sistema político.

En la revista científica norteamericana 'Scientific SA Diario' se acaba de publicar un informe sensacional de un grupo de investigadores de diversos países del mundo que trabajan en la Universidad de Ciudad del Cabo sobre la gestión e interacciones de forma multidimensional de las entidades 'astrales' en la conciencia humana. El método 'Kirlian' permite obtener fotografías del 'aura' que es un campo de energía que rodea a un objeto biológico, de modo que mediante el estudio de dichas imágenes se puede determinar su dinámica interna y su influencia en la conciencia del individuo. Existen además infinidad de documentos científicos que confirman la relación del campo dinámico con el estado físico y psicológico de una persona. Estos científicos llevan muchos años en Cd. Del Cabo estudiando el universo paranormal y la fijación del 'aura' dirigidos por el Dr. Ngungo Tobago, quién creó un dispositivo que permite la grabación del 'aura' – que es un campo de energía – y la dinámica que trasmiten a los objetos biológicos. Aunque dichos estudios no están todavía terminados se ha comprobado que existe una relación directa entre la persona física y las entidades astrales.

Estos científicos de la Universidad de Ciudad del Cabo han confirmado que a través de un dispositivo electrónico se pueden obtener este tipo de imágenes mediante un mejorado método 'Kirlian' y se puede obtener una clara definición de estos objetos astrales y explorar en sus características dinámicas, como su frecuencia y su rango de operación. En los Estados Unidos se ha confirmado y patentado la interacción directa entre estos seres astrales y el aura humana. Ellos lograron fotos donde se puede ver como la 'penetración' de estos seres astrales multidimensionales se produce a través del aura de una persona. De hecho, las imágenes televisivas van actuando en forma similar a las astrales para ir remodelando la conciencia del ser humano y en países de baja cultura, como es el caso de México, el poder de la televisión supera en control al del sistema político vigente.

Desde una visión sociológica, la interacción de la televisión sobre la conciencia de las personas solo reconfirma lo dicho por los científicos que estudian las auras. El sociólogo, experto en medios de comunicación en México, Javier Esteinou señalaba en una conferencia reciente que el trabajo publicitario de la Televisión modificó el capital cultural de los mexicanos cuyo Gobierno intentó impulsar dietas y hábitos de vida saludables durante casi cuarenta años, pero Televisa en solo una década convirtió al País en la nación con mayor número de obesos en el mundo y con el mayor consumo per cápita de Coca Cola, además de ser el tercer país del mundo donde más se practican cirugías plásticas.

Esteinou subraya la enorme fuerza de las televisoras mexicanas convirtiéndolas en un nuevo poder del Estado que ha dado lugar a que se le denomine la 'cuarta república mediática'. Sostiene además el experto sociólogo de la UNAM que los grandes medios, con Televisa a la cabeza son los nuevos constructores de la conciencia nacional y su influencia fija las políticas públicas y determina en alto grado el comportamiento de la sociedad. Después de analizar los preparativos del INE (antiguo IFE) rumbo a las elecciones del 2015 considera que el aparato institucional del INE poco podrá hacer frente al 'aparato mental que seguirá dominado por las televisoras que van a posicionar a los candidatos que ganarán en el 2015 y en el 2018′. El único nuevo ingrediente podría ser que dentro de cuatro años existan dos nuevas cadenas televisivas que pudieran proponer a un candidato diferente al de Televisa.

En el caso particular de México, la televisión ha conquistado tanto poder que no solo se expresa en el terreno económico y político, sino que realiza gran cantidad de funciones que le corresponden al Estado, como la construcción de la memora social y el ejercicio monopólico de la violencia simbólica. Aunque el Estado sigue conservando el ejercicio de la violencia física a través del Ejército, la policía y los sectores paramilitares, el ejercicio de la violencia simbólica la tienen los medios televisivos, ya que poseen mayor capacidad de convocatoria que el Estado y según las estadísticas logran controlar al 76% de la población mexicana.

Sostiene Esteinou que la televisión mexicana actual tiene capacidad para generar políticas públicas, como la 'Iniciativa México' y un capitalismo salvaje sin acotaciones legales, por lo que estamos frente a una nueva república donde el poder está constituido por los tres poderes formales – legislativo, ejecutivo y judicial – más el 'poder mediático' que está en el interior de la estructura del Estado y los mexicanos permanecemos atrapados en ese laberinto jurídico creado por los abogados.

Es un hecho que el PRI no podría controlar a la nación sin Televisa, ni podría crear una nueva visión del Estado sin ella, ya que la Televisión no es un control público, sino de las conciencias de los individuos. El Estado mexicano renunció a su infraestructura desde mediados de los 80′s y hasta ahora se da cuenta que requiere de una red alternativa de medios públicos que es justamente la que trata de construir en este momento. Pero lo más seguro es que solo quede, como todo lo que ha hecho hasta ahora en una fórmula de propaganda para el mismo régimen en funciones.

Adenda.- Conforme el nivel cultural e intelectual de una nación avanza, la conciencia colectiva que genera el medio televisivo disminuye en forma notoria. Es quizá por eso que en México hace lo que quieren sus dirigentes, ya que el nivel educativo va en decadencia y el dominio de los Estados Unidos continúa en ascenso a pesar de que lo ha ido perdiendo en el resto de sus Colonias en el mundo.

(Imagen tomada de Internet / Derechos reservados por el autor)