La Depresión (IV)

La perversa relación entre la depresión y los trastornos de ...

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos (NIMH), con síntomas muy variados existen signos de alerta para las enfermedades mentales como el agotamiento físico extremo, la hipersomnia, alternada con períodos de insomnio, dolores crónicos y alteraciones bruscas del humor.

La depresión tiene diversos tipos y grados e incluso se puede presentar junto con otras enfermedades mentales. Los cuadros más frecuentes se asocian a cambios bruscos en la rutina normal cómo el nacimiento de un hijo, cambio de clima a lugares con pocas horas de sol al día.

Mientras que los más graves se asocian a la violencia, al maltrato o al estrés causado por situaciones cómo la pérdida del trabajo, una niñez complicada, divorcios, la muerte de un ser querido o la mala salud.

Según la Doctora Lewis, la depresión recurrente también puede experimentarse durante diversas etapas de la vida y puede convertirse en una enfermedad crónica que llegue hasta fases psicóticas.

La distemia es uno de los niveles más avanzados de esta enfermedad y se cree que está asociada con factores genéticos.

En cualquier grado o forma, la depresión afecta la vida laboral o escolar de quién la padece y tiene repercusiones en todos los lazos afectivos de las personas.