Antropología Digital

Resultado de imagen para paul ekman

El Neuromarketing gestiona el valor de un producto o servicio a través de la creación de vivencias emocionales de comunicación y de consumo que son gratificantes para el comprador. Ya que el ser humano es un ser emocional dominado por sus sentimientos y sus emociones, más que por la razón. De modo que manejando esas emociones podemos lograr que un individuo asocie el consumo de un determinado producto con el agrado y la satisfacción.

Se han identificado seis emociones universales que son comunes a todos los seres humanos, sin importar género, origen étnico, ubicación geográfica, cultura, religión e idioma. Estas son: asco, miedo, sorpresa, alegría, enfado y tristeza.

Fue el sabio psicólogo Paul Ekman quién señalaba que esas seis emociones básicas fueron el resultado de un proceso evolutivo como respuesta a los retos ecológicos de nuestros ancestros y se encuentra incrustado profundamente en nuestros circuitos neurológicos.

Cada emoción activa un circuito neuronal específico, de forma automática y rápida que desencadena conductos que buscan la sobrevivencia.

Asco: produce rechazo a lo que tenemos enfrente de nosotros.

Miedo: surge cuando tendemos hacia la protección.

Sorpresa: ayuda a orientarnos frente a una nueva situación.

Alegría: nos impulsa a reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien.

Enojo o enfado: nos induce hacia la destrucción.

Tristeza: nos motiva hacia un cambio interno personal.

Aunque las emociones universales son comunes a todos los seres humanos, también dependen de los mitos culturales. Cuando un niño teme haber fallado en las respuestas de una evaluación escolar se debe en gran parte al valor de la cultura que le dio el éxito académico.

Tampoco es una emoción común el sentir júbilo ante el infortunio de alguien a quién despreciamos. O lograr el sentimiento del amor romántico a través de la lectura de libros. Así es como las marcas, a través del neuromarketing pueden apelar a las emociones universales, haciéndolas más eficientes mediante el uso de elementos culturales.

Adenda: La esencia de la Antropología Digital es justamente buscar la posibilidad de desencadenar la sorpresa o la alegría de las personas que te rodean para venderles los productos o servicios de tu propiedad.