La Guerra Comercial de China y EUA (I)

Image result for xingping trump

Las enormes economías de Estados Unidos y China están muy entrelazadas. Lo que hace muy difícil que esta guerra actual dure mucho. La clase media china es el motor de crecimiento para Boeing, Apple, Nike y otras marcas estadounidenses. Y se espera que China siga el viejo gusto estadounidense por productos baratos que ha creado una enorme fábrica de empleo para millones de trabajadores chinos.

Sólo en el 2018 hubo casi 700 mil millones de dólares de bienes negociados entre China y Estados Unidos. Con 1.1 billones de dólares en bonos del Tesoro, China es el mayor acreedor de Estados Unidos. De modo que ambos se necesitan uno al otro. La batalla arancelaria actual amenaza seriamente a una de las relaciones económicas vitales en el mundo actual. Pero en lugar de buscar un acuerdo comercial sucede todo lo contrario.

El pasado lunes, el Dow Jones cayó 617 puntos, o sea el 2.4% después de que China tomara represalias contra los aranceles que anunció Trump. Por lo que Pekín se comprometió a imponer impuestos a los productos estadounidenses en más de 60 mil millones de dólares. Desde algodón y partes de aviones hasta maquinaria.

Los aranceles son las armas preferidas, ya que ambas naciones intentan mejorar su capacidad de negociación dejando atrapados a los consumidores y a las empresas. La UBS bajó su pronóstico del PIB para China en el 2019 de 6.4% a 6.2%. Según David Kotch, presidente y director de Cumberland Advisors, la interconexión entre China y Estados Unidos ha sido originada por los millones de chinos que han salido de la pobreza.

Los clientes de China están usando su nueva riqueza para comprar autos, iPhones y toda clase de zapatos que representa una gran oportunidad de crecimiento para General Motors, Apple y Nike. Además los consumidores de China vuelan más, lo que convierte a Boeing en un importante mercado de exportación, aunque se teme que Boeing sea usado como una moneda de cambio en la batalla comercial.

En 2018 Estados Unidos envió a China 120.3 mil millones de dólares por lo que este país es su mercado número 3, sólo después de Canadá y de México según la oficina del Censo de los Estados Unidos.

Por otra parte, el auge de los Estados Unidos en energéticos podría ser una excelente opción para resolver la enorme contaminación de China usando gas licuado natural (LNG) que ayudaría a abandonar el uso del carbón. Pero las compras de LNG de China han bajado y esa tendencia seguirá creciendo, ya que China subió los aranceles del LNG del 10% al 25% y se ha ido por un camino inesperado que le ha fijado la comuna del Partido Comunista gobernante.

Adenda: En la segunda parte de este artículo veremos la Guerra Comercial desde una visión geopolítica más extensa que abarca a las grandes economías del mundo. Además del profundo cambio global en materia de política económica, financiera y monetaria.