El Origen del Arte Barroco (II)

BARROCO

El arte barroco es un suceso complicado que incluye aspectos sociales, políticos y religiosos. Es la construcción del manierismo italiano que predominaba en la primera mitad del siglo XVI y abandonando los criterios clásicos un mundo con movimiento externo de los sentidos del ser humano.

El arte barroco tiene cuatro características fundamentales que son: el tenebrismo, el realismo, las líneas y la hora. El Tenebrismo se refiere al contraste intencional entre la luz y la oscuridad para darle dramatismo a las obras. El Realismo y Naturalismo es otro de los aspectos más importantes del arte barroco, como el caso de ‘San Jorge y el Dragón’ de Rubens, donde tanto el jinete como el caballo tienen rasgos normales pero se exacerban en la obra para volverla más impactante.

El Naturalismo también se expresó en el barroco mediante la usanza de detalles únicos de la vida cotidiana, como fue el caso de Caravaggio que expuso lugares e individuos de todas las clases sociales sin que hubiese una distinción por su nivel social o político. El Naturalismo consiste en ubicar al espectador en la pintura situándolo como una parte del primer plano o del espacio central. También utilizaba expresiones faciales para destacar los estados de ánimo o las emociones de los personajes de la pintura o los ubicaba en la pintura como si fueran parte de las sombras.

En el arte barroco las líneas auxilian al momento de transmitir el movimiento por lo que es común su uso en varias piezas del período barroco. Como para representar el encogimiento de las alas disminuyen la extensión de las líneas en el dibujo y dar el espejismo de ensanchamiento en el espacio. Con líneas verticales, horizontales o desiguales se puede engañar al ojo humano y darle espacio a la pieza. También las líneas hacen la expansión en el arte barroco con figuras curvas y capas horizontales.

Por otra parte, muchos artistas del barroco conocían el concepto de tiempo y lo utilizaron para transmitir la fuerza de la naturaleza y el papel del tiempo en el proceso de la vida humana.

Adenda: Continuaré con otro capítulo del arte barroco referente a lo que sucedió en el Concilio de Trento de la Iglesia Católica Romana.