Andrew Yang para Presidente de EUA (II)

CC41869C-85C6-43CF-B6CF-5C62302D1C5A

Según ha expresado en sus múltiples entrevistas con la prensa y con gran variedad de ONG’s, Andrew Yang considera que el principio básico de su teoría son los elementos que constituyen la estructura del sistema económico, comercial, productivo, político y social del gran Estado norteamericano, cuyo presupuesto federal para el año 2019 es de 4.41 trillones de dólares anuales que equivalen al 21 % del PIB y se traducen en un ingreso per cápita de 13,540 dólares anuales.

Los gastos de Salud, que incluyen el Medicare y el Medicaid constituyen el 27% del PIB nacional. Los gastos de Seguridad Social son el 24% del PIB nacional. Los pagos del Estado a las Agencias y Departamentos Federales son el 15% del PIB nacional. Los gastos de Defensa son también del 15% del PIB y los Intereses que se pagan por la Deuda Pública Externa ascienden al 7% del PIB.

La suma de todos estos elementos del Gasto del Estado asciende al 88% del Gasto total del Estado dentro de su territorio en Norteamérica. Dentro de este presupuesto se incluyen los costos de los sistemas carcelarios y policiales no solo de los Estados Unidos, sino también de las instalaciones militares que existen en muy diversas regiones del mundo donde tienen bases militares. Por lo que regularmente existe un déficit presupuestal cercano al 25% del presupuesto federal de Estados Unidos, que va generando un desequilibrio financiero en todo el mundo que no tiene forma de arreglarse, ni con la emisión de dinero impreso de los Bancos Centrales, ni con emisiones de bitcoins, de monedas metálicas o de otras formas de representación de los bienes materiales.

Dice Yang que el problema de fondo no son las guerras comerciales ni militares, sino que la nueva sociedad global ya no genera nuevas fuentes de trabajo debido a las nuevas tecnologías y a la robótica que sustituyen a los trabajadores de antaño y a que los medios de transporte y las instalaciones que existían para exhibir los artículos en venta están siendo desplazados por los medios digitales y por los podcasts y ya no requieren de espacios materiales para vender sus productos. Piensa que en cinco años a más tardar no quedarán ni rastros de lo que fue el mundo de las super tiendas y los super almacenes para vender mercancías.

Por lo que pretende construir un nuevo mundo para que sus descendientes puedan vivir con comodidad, con seguridad y con alegría a través del nuevo mundo digital. Sin tener que contraer deudas a largo plazo y buscando siempre vivir en paz y en cordialidad con sus congéneres.

Adenda: Aunque hay más de un centenar de aspirantes a la presidencia de EUA que pertenecen al partido demócrata, no cabe duda que Yang sería un genio de la nueva generación que no sólo transformaría a la gran nación estadounidense, sino que crearía un mundo en general más hermoso, más alegre y más pacífico