La Desaparición del Hielo (I)

Image result for osos buscan alimento rusia

 

Durante la celebración del último congreso de la Unión Geofísica Americana de hace unos días, se descubrió la magnitud de los cambios que ahora ocurren en el Artico, donde los niveles de hielo han descendido en forma alarmante hasta alcanzar a los que había en los años 50’s y quizá los de varios siglos atrás. Ya que el impacto de la vida humana ha perturbado los ciclos de la Oscilación Artica, generando una considerable elevación de la temperatura de los océanos y provocando la elevación del nivel del mar en todo el mundo.

En este verano se han perdido 10 millones de kilómetros cuadrados de hielo en el Artico y a este ritmo en 50 años desaparecerá el 20% del casquete que engloba al Polo Norte, pudiendo perderse por completo el hielo de esta región durante los veranos.

Según el reporte de The National Snow and Ice Data Center (NSIDC) es probable que los niveles de hielo en el Artico durante este verano hayan sido los más bajos desde los años 50 y quizá de los últimos siglos.

Según las estimaciones de Mark Serreze y de sus compañeros del Centro Nacional de la Nieve y el Hielo que está en Boulder, Colorado, el casquete ártico cubre este verano 6.5 millones de Kilómetros cuadrados, pero el pasado verano solo cubría 5.5 millones.

Estos cálculos se basan en análisis llevados a cabo por satélites y se refuerzan con las estimaciones de la evolución en Grohenlandia, donde también desapareció el hielo como nunca desde 1979, cuando se utilizaron satélites para observar este fenómeno.

Desde 1979 hasta hoy, el hielo de Grohenlandia se ha fundido en un 16% y este rápido cambio en el Artico señala graves consecuencias que aún no se pueden medir. Uno de los fenómenos que se ha podido constatar es el bloqueo de la llamada Oscilación Artica que es un ciclo regular de circulación de aire por encima del Polo Norte.

Desde los ochenta, este ciclo se ha interrumpido parcialmente provocando bajas presiones crónicas en el Artico que engendran primaveras más tormentosas y veranos más cálidos que aumentan la desaparición de los hielos.

Adenda: Finalizaré este tema en el siguiente artículo.