La Conciencia Etica Empresarial (II)

Los diez países con menor ética empresarial a nivel global

La corrupción de los empresarios en el mundo se manifiesta en distintas formas y las más comunes se producen cuando los empresarios privados tienen negocios con el Estado. Ya que su punto más fuerte es el pago de sobornos al sector público, aunque esto también ocurre en las negociaciones entre los empresarios privados. Existen otros casos de corrupción como los acuerdos entre competidores de un ramo determinado para distribuirse los mercados y fijar precios, de modo que la sociedad es la más dañada al quedar sin opciones para elegir al mejor producto y a la mejor oferta. Pero no hay duda de que el punto de corrupción más fuerte es el pago de sobornos al sector público.

Otra forma de corrupción es cuando los empresarios logran influir en la toma de decisiones del Estado y los empresarios van más allá del lobby y logran comprar esas decisiones. Esto es algo muy grave porque el Estado queda al servicio de los particulares. Un caso muy común es cuando hay colusión entre particulares y agentes gubernamentales en las licitaciones públicas. Es muy común que las compañías constructoras paguen sobornos para adjudicarse las obras del Estado que son más rentables.

Según los expertos de Infobae, para que los empresarios sean más honestos no se requiere que sean buenas personas ya que la corrupción es un problema social relacionado en forma directa con los controles institucionales. Cuando hay una baja sanción judicial existen muchos casos de reconocidos miembros del sector del sector público que participan ya que reciben penas de prisión muy bajas. El mensaje social que se envía a la comunidad es que en lugar de trabajar más duro hay que ir por el camino corto porque no pasa nada.

Los hombres de negocios se comportan con ética cuando las conductas contrarias son más onerosas, ya sea por parte de la Justicia o por el mercado. Es muy importante el mensaje del Estado frente al fraude o la comisión de un delito moral por parte de la empresa. En Estados Unidos está muy aceptado el lobby empresarial pero no se acepta la mentira. También son muy vigilantes los países nórdicos y Alemania. Como es el Estado el que impone la ley, la responsabilidad final es de la administración pública. Por lo que debe de haber una mezcla de compromiso por parte de la administración pública con una decisión de las empresas para desarrollar mecanismos que mejoren la transparencia.

No es casual que la transparencia social no exista en las naciones subdesarrolladas, ya que la corrupción alienta modelos de gestión poco eficientes marcados por el corto plazo. De modo que es muy difícil ser competitivo y alcanzar un desarrollo económico sostenido. En conclusión se requiere un cambio de conciencia social que no se da con facilidad, por lo que es necesario empezar a trabajar de manera escalonada cuanto antes que sea posible.

Adenda: Es muy probable que estemos viviendo el momento preciso en que la sociedad humana en general experimente un cambio total de paradigmas y los bienes materiales, el poder y el dinero pasen a un segundo plano en la vida del ser humano.