La Gran Crisis Financiera Actual

Resultado de imagen para bancos del mundo

Esta semana renunció Lloyd Blankfein, presidente ejecutivo del banco estadounidense Goldman Sachs que coincidió con las dimisiones de directivos de alto nivel de varios bancos de Estados Unidos y de la Unión Europea. En el BBVA de España se retiró Francisco González, quien fue su presidente durante 17 años y Christian Meissiner dimitió en el Bank of America.

Lo mismo sucedió con Andrea Orcel del USS para irse al Banco Santander y también se han ido los jefes financieros de los Bancos estadounidenses Bank of America y Citigroup. Por lo que Financial Times señala que esta situación es preámbulo de algo extraordinario y supone que se ha generado una situación de alarma mundial muy grave.

La semana pasada en Londres, durante una conferencia anual organizada por el Bank of America hubo una asistencia muy baja y un peor ánimo, ya que todos esperaban que algo malo sucediera, debido quizá a que los mercados de valores, los bonos financieros, las tasas de los inmuebles y las carteras de préstamos están dentro de una gran burbuja durante más de diez años. Por lo que Financial Times sugiere que existe un consenso general de que algo estallará en los próximos 18 meses o menos, aunque nadie sabe que será.

Dice el Financial Times que estos reajustes en la cúpula bancaria son el indicador de un cambio de ciclo, debido a que los bancos ya no son lugares de trabajo tan interesantes como lo eran antes del desplome del 2008. El hecho es que sus ganancias han disminuido considerablemente y las restricciones al capital y a las operaciones financieras se han vuelto mucho más estrictas.

En la banca europea el desafío es mayor, ya que mientras que en los bancos de los Estados Unidos la ganancia está más o menos bien, los bancos europeos están sufriendo como nunca. Según el Banco Central Europeo, la rentabilidad financiera del banco promedio de la eurozona fue de 6.6% en el primer trimestre del presente año que es muy bajo comparado con el 11.2% de la renta en los bancos de los Estados Unidos, de acuerdo a los datos que proporcionó el Banco de la Reserva Federal de San Luis.

En cierta forma, la principal misión de los altos ejecutivos bancarios de la época actual ha sido la de tratar de resolver los graves problemas de los años posteriores a la crisis del 2008. Por lo que el futuro de los bancos actuales de Occidente es tan poco atractivo como el pronóstico de la aparición de una nueva crisis financiera global.

Adenda: Es obvio que la etapa crítica que vive el mundo actual es debida a muchos factores que aún no se descubren, donde están inmersas las crisis migratorias en Europa, las falsas guerras entre grupos diversos que se crearon para justificar las acciones bélicas de las grandes potencias, los mitos religiosos del Islam, el populismo y el surgiente neofascismo en todo el mundo. Pero sobre todo la decadencia acelerada del imperio estadounidense que se estrella día a día con la astuta y evasiva política de China que le ha permitido seguir avanzando a un paso insólito durante los últimos 50 años.

Aunque nadie puede predecir lo que sucederá en un nuevo mundo lleno de conflictos, con una demografía creciente y con diversos grupos de gente multimillonaria que ha controlado a la sociedad humana desde hace varios miles de años.