Postmodernidad (II)

post

Este período se caracteriza por una falta de enfoque en el sentido tradicional de la Historia:

1.- Se privilegian las formas sobre el contenido de los medios de comunicación masiva.

2.- La atención está en las ‘no estructuras’: lo híbrido y la fusión reemplazan a la fuerza y a la linealidad.

3.- La cultura popular reemplaza a la académica y a la científica.

4.- La narrativa reemplaza a la información histórica y fáctica.

En la Postmodernidad, los valores y prácticas de la religión, las creencias, la fe y la espiritualidad dejan de ser relevantes. El hombre postmoderno se inclina al pluralismo, la diversidad y la satisfacción inmediata, convirtiendo a su cuerpo en la herramienta para lograr esas metas.

La Postmodernidad se caracteriza por rebelarse contra lo estandarizado y el conformismo. El cuestionamiento es la clave fundamental y se expresa en los ámbitos histórico, científico, literario, religioso y artístico.

El lenguaje de la Postmodernidad se define como la idea de la verdad, ya que se utiliza para modelar el pensamiento, contextualiza la realidad y se aplica a partir de puntos de vista personales y no como un medio universal incuestionable. El lenguaje explica la realidad y se experimenta e interpreta de acuerdo al propio parecer.

En la Postmodernidad, el foco del poder se centra en la industria de consumo, los medios de comunicación y las grandes corporaciones pasan a ser los constantes modificadores de la economía y del mercado, ya que sus representantes adquieren más importancia que las ideologías que dicen representar.

En forma paradójica en la Postmodernidad aparecen importantes movimientos para la protección del medio ambiente, de las especies en vías de extinción y las injusticias padecidas por los sectores con más carencias:

1.- Greenpeace se formó como entidad global en 1978.

2.- En 1985 se creó la ‘USA for Africa Foundation’.

3.- En la década de los 80’s Pepsi y Coca Cola lanzaron enormes campañas dando lugar a la ‘Guerra de las Cocas’ y modificando, para siempre, el escenario de la publicidad y del comercio.

Al no haber una visión del futuro en la Postmodernidad, el único propósito personal objetivo fue la liberación ideológica, corporal, existencial y de comunicación. Aunque también se incluyen algunos cambios como la aceptación social del misticismo, de los movimientos de género e identidad y de las modas eclécticas.

En la Postmodernidad todo es relativo y cada quién desarrolla su propia Realidad. Las verdades son relativas, según las circunstancias, creencias, estilos, países, culturas y generaciones. Se desconfía que la Razón y el Pensamiento sean las únicas alternativas para tomar decisiones, dando espacio para las emociones, la inteligencia emocional y la intuición.

En la Postmodernidad, la filosofía y sus diversas corrientes se transforman en el Pragmatismo, donde ya nadie se va a hacer matar por una ideología. La Realidad es que no existen ni el Absolutismo ni el Totalitarismo, sino que se promulga la convivencia de diferentes puntos de vista, sin que se generen problemas ni contradicciones.

En la Modernidad se asumía que el bien general debía estar por encima del de los individuos. Pero hoy se enaltece el esfuerzo individual y se reconoce el valor de la subjetividad. En el presente un pensamiento individual debe ser tenido en cuenta, aunque no corresponda a la forma de pensar de la mayoría.

Adenda: Ahora mismo la sociedad humana ya no vive en la Postmodernidad, sino que transita por un período de cambio en sus paradigmas que es totalmente indescifrable. Por lo menos para mí.