Las Crisis de la Democracia (II)

chvsh

Los efectos de la 1ª Guerra Mundial fueron muy fuertes en Gran Bretaña, ya que subieron los precios, se congelaron los salarios y se generó un clima social muy tenso. En lo político, el mundo de la posguerra era muy distinto al de antes de la guerra y los dos partidos – liberal y conservador – tuvieron que adaptarse y sufrir la competencia del nuevo partido ‘laborista’ que llegó al poder en 1924. También creó el voto de las mujeres, de modo que surgieron tres problemas básicos en Gran Bretaña:

1º. Ya no sería el máximo productor industrial del mundo y sus mercados se moverían a hacia Japón y los Estados Unidos.

2º. La libra esterlina perdería su valor, mientras que el gobierno conservador de Baldwin duraba en el poder de 1924 a 1929. Aunque se fortaleció la libra, las exportaciones bajaron en un 20% mostrando una industria anticuada y un paro laboral alarmante.

3º. Todos estos problemas monetarios, más el aumento de la jornada laboral llevaron a una huelga general en 1926. En el enfrentamiento con el Gobierno, los obreros perdieron la lucha y el Gobierno restringió el derecho a huelga,  aumentó la jornada laboral y se aprobaron pensiones para jubilados y subsidio para el desempleo.

La crisis de 1929 hizo que el partido ‘laborista’ subiera al poder y K. Mac Donald trató de luchar contra el paro laboral creando subsidios al desempleo que generaron gran desequilibrio en su presupuesto. Luego vino otra crisis en 1931 que devaluó la libra y subió el paro laboral hasta 3 millones. Las elecciones de 1931 llevaron a los conservadores al poder hasta 1945.

Otro efecto de la crisis inglesa fue la liberación de Irlanda que había sido una colonia. A fines de 1921 Irlanda obtuvo su independencia, aunque las luchas entre grupos terroristas católicos y protestantes continuó por largo tiempo. En 1926 se creó la Commonwealth de naciones pobladas por ingleses y en 1931 surgió el estatuto Westminster con el que Canadá, Terranova, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda se independizaron.

En noviembre 9 de 1918, el káiser alemán Guillermo II abdicó y se proclamó la República en el parlamento, cuyo futuro gobierno firmó la paz y aceptó el Tratado de Versalles. La llamada República de Weimar aprobó la Constitución del nuevo régimen, aunque surgieron muchos problemas internos, ya que se intentó implantar un estado comunista. El parlamento alemán se dividió en dos cámaras, la legislativa y la federal por lo que hubo difíciles condiciones de paz en Alemania de 1919 a 1924.

Entonces Alemania perdió sus colonias y sus territorios más ricos y tuvo que pagar una enorme indemnización de guerra. En 1923 cayó el marco alemán a 4.2 por dólar. En este panorama desastroso hubo intentos de golpes de Estado, tanto por los comunistas de Sajonia como por la extrema derecha con un primer intento de Hitler para hacerse del poder

Luego vino una etapa de consolidación entre 1924 y 1929 debido a la devaluación de la moneda y Heindberg, muy cercano a Hitler fue reelecto. Y en 1933 los nazis llegaron al poder. Al margen de toda esta catástrofe mundial ocasionada por la 1ª Guerra Mundial, los Estados Unidos fue la única nación beneficiada ya que hizo préstamos a los países aliados de Europa. Las huelgas de 1919 y 1920 mostraron la fuerza de los sindicatos y despertaron el temor de las clases medias. Los patrones esgrimieron el fantasma del anarquismo y del comunismo que condujeron a que el Partido Republicano se hiciera del poder de 1922 a 1929, en los años que son conocidos como ‘los felices 20’ , cuando los republicanos se identificaron con los empresarios y con los grandes hombres de negocios.

Entonces fue cuando aparecieron los movimientos nacionalistas, extremistas y racistas como el Ku-Klux-Kan, ante la llegada de inmigrantes. Por lo que el Gobierno aprobó leyes que limitaron la inmigración de eslavos y latinos, pero no de anglosajones. También ascendió la posición de la mujer en la sociedad y creció el puritanismo que generó la famosa ‘ley seca’ que a la vez tuvo un efecto contrario a su propósito original ya que indujo al contrabando de alcohol que creó la cruenta época de los ‘gangsters’.

La crisis de 1929 hizo quebrar a fábricas y a negocios, aumentó el paro laboral, se dispararon los precios de las mercancías y se generó una situación desesperada para el pueblo en general. En las elecciones de 1932 ganó Franklin Delano Roosevelt quién con su New Deal creó medidas económicas y sociales para acabar con la crisis. Tuvo tanto éxito que su gobierno duró hasta 1944. Un año antes de que acabara la 2ª Guerra Mundial.

Adenda: Ahora mismo vivimos una nueva crisis global en todas las democracias occidentales, justo en espera de una Nueva Guerra Mundial.