La Guerra Comercial de Trump

Resultado de imagen para cumbre g7 2018

Los días 7 y 8 de este mes de junio se realizará la cumbre #44 del G-7 en una remota localidad de Quebec llamada Charlevoix, donde se espera que estalle una guerra comercial desatada por Estados Unidos al imponer – fuera del orden mundial establecido desde el fin de la 2ª. Guerra – aranceles al acero y al aluminio a todos sus aliados.

Hace casi dos meses que Canadá estableció en su calidad de presidente del G-7, los cinco temas principales de la agenda oficial que contiene nuevas tecnologías, igualdad de género, cambio climático, crecimiento que beneficie a todos y construcción de un mundo más pacífico y seguro.

En dicha Cumbre se espera que asistan los mandatarios de Canadá, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y la representación de la Unión Europea que esperan como centro del encuentro las acciones proteccionistas y aislacionistas que van a presentar los Estados Unidos como la base de esta reunión de las seis naciones más poderosas del mundo.

El Presidente de Canadá, Justin Trudeau considera que es un insulto la imposición de 25% de aranceles en acero y 10% en aluminio y que Trump apenas visitará a Canadá después de año y medio que fue electo, cuando en el pasado inmediato el presidente electo era lo primero que hacía.

Este fin de semana, los ministros de Finanzas del G-7 dieron un adelanto de lo que espera para el viernes y sábado próximos y también hubo temas tratados entre los ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales en Whistler, Columbia Británica, quiénes demostraron que se pueden lograr grandes metas mediante la cooperación y la colaboración. Aunque señalaron que estas acciones de Trump socavaron la confianza de los empresarios y los inversionistas de todo el G-7.

También en el encuentro de los ministros de Finanzas del G-7, la Casa Blanca anunció que no renovaría la exención para Canadá, México y la Unión Europea sobre los aranceles al acero y al aluminio que están vigentes desde el pasado 1º. de junio

Por su parte, el profesor John Kirton, director del Grupo de Investigación del G-7 de la Universidad de Toronto declaró que es poco probable que el G-7 expulse a los Estados Unidos, ya que dicho grupo nunca ha sacado a un miembro..’

También dijo Kirton que de todos modos la reunión en Charlevoix será un ‘éxito sinérgico’ en una amplia gama de temas. Aunque el ministro de Francia, Bruno Le Maire declaró que el G-7 demostrará que Estados Unidos está sólo contra todos y particularmente contra sus aliados.

Dijo el primer ministro de Francia, Le Maire que Trump podría reducir o eliminar las tarifas de los metales como parte de un compromiso comercial, tal como sucedió el año pasado en el G-7 de Italia.

Al final dijo Kirton que a pesar de lo impredecible que es Trump, tiene muchos aspectos muy predecibles, como su odio y temor al terrorismo, su apoyo incondicional al empoderamiento de las mujeres, al empleo de sus propios trabajadores y a su gran capacidad para mentir.

De modo que a Trump solo le queda comportarse con seriedad en la Cumbre del G-7 y tratar de dejar de ser el centro de atención del evento por una vez en su vida.

Adenda: Es obvio que a Trump poco le importan todos estos temas de la Cumbre del G-7, ya que lo único que pretende es poderse reelegir como Presidente y continuar teniendo todas las canonjías que obtiene ilegalmente con ese puesto. Nada está escrito de lo que sucederá en los próximos meses, pero no hay duda que Trump pasará a la historia como el Presidente más estúpido en la historia de los Estados Unidos y a quién se culpará de la debacle del gran imperio estadounidense.