Crece el Comercio Electrónico

 

D03E6A75-B467-4810-B4E0-2C927B759B20

El  comercio electrónico está en auge en Latinoamérica. El crecimiento y uso de internet y de las redes sociales incrementa las oportunidades de las empresas que venden online. Según Worldpay las ventas en línea van a crecer un 19% en los próximos cinco años. Mucho más que el 11% del promedio global, llegando a 118 mil millones de dólares en el 2021. Dos de los tres mercados de eCommerce con mayor crecimiento en el mundo están en Colombia y en Argentina.

Aunque las compañías latinoamericanas que venden por internet tienen muchos problemas como la falta de seguridad cuando pagan online, el bajo uso de servicios bancarios y los graves problemas de logística. El Banco Mundial señala también como problemas la falta de carreteras, de ferrocarriles y la ineficiencia en aeropuertos y en puertos marítimos.

De acuerdo a diferentes fuentes de información nacionales, el ecommerce registrará un crecimiento de ventas en torno al 25% en la región donde Brasil concentra su mayor parte de las ventas registradas. En el 2014 Brasil 15,200 millones de dólares en ventas de comercio electrónico al por menor según la Cámara Brasileña de Comercio Electrónico que fue 13% superior a la venta del año anterior.

Luego sigue México con ventas anual del 2014 de 12,200 millones de dólares con un crecimiento anual del 32%. En tercer lugar se coloca Chile, donde el comercio electrónico facturó cerca de 4,300 millones de dólares y luego Perú con 1250 millones de dólares que fueron superiores en 16 y 25% con relación al año anterior.

En el resto del mundo el desarrollo del comercio electrónico es muy desigual. En Europa se encuentra en un proceso de madurez y es muy superior al de otros países como India, Tailandia e Indonesia. En España el ecommerce alcanza al 58% de su población, apenas un 1% más del 57% del año anterior. En general, los países con mayor densidad de población son los que hacen mayor uso del comercio electrónico como Reino Unido, Corea del Sur, Alemania, Japón y los Estados Unidos. En el Reino Unido el porcentaje de población que ha comprado a través del comercio electrónico en el año 2017 alcanzó un 76%, un 72% en Corea del Sur y Alemania, un 68% en Japón y un 67% en los Estados Unidos, mientras que España y los países del este de Europa están aún muy lejos de esos porcentajes.

El valor global de las transacciones electrónicas en el 2016 fue de 1.9 billones de dólares en todo el mundo. Los países que lideran la media del gasto anual en compras de comercio electrónico por usuario son Reino Unido con 2033 dólares, Estados Unidos con 1630, Canadá con 1052, Alemania con 1050, mientras que el promedio de España es de solo 687 dólares.

En el informe ‘Hoot suite’ se destaca que la separación entre eCommerce y mCommerce es muy difusa, señala que éxitos como Facebook Live y otras aplicaciones como Facebook o Marketplace darán más oportunidades al ‘social commerce’, una línea que con toda seguridad se aprobará en Facebook. Mientras que ‘We are social’ destaca que en el próximo año se gastarán más de dos billones de dólares comprando productos y servicios a través de internet y un gran número de personas harán su primera compra online.

El desarrollo de servicios de mCommerce más específicos y adecuados y la optimización de los sistemas de pago a través del teléfono móvil contribuirán para ofrecer una mayor variedad y comodidad a los compradores. No obstante, antes de que las ‘marcas’ puedan aprovechar al máximo estas ventajas necesitan apostar más por integrar todas sus acciones de marketing, integrando sus actividades on line y off line.

Adenda: Es obvio que la aparición del comercio electrónico, tanto de productos como de servicios ocasionará la desaparición de las grandes instalaciones existentes de supermercados y de todo tipo de tiendas para ventas directas a los clientes, de las grandes industrias para producción de alimentos y de artículos de uso doméstico, de los sistemas para transportar productos en grandes cantidades, de los sistemas de crédito y de los de pago. Se trata de una sociedad totalmente diferente a la actual que ya está en su primera etapa.