La Sabiduría China (II)

IMG 1626

En oposición a Kant, Mencio ni se plantea el tema de la libertad. Jullien considera que todo desarrollo teórico de la libertad en Occidente procede de la epopeya y la tragicomedia. Luego viene la Ilustración que concibe al ser humano como un sujeto moral y todo gira alrededor de la decisión que toma el ser humano frente a sus dilemas. Mientras que en China se plantea la conducta, más no el acto ligado a la espontaneidad. Para los chinos la sabiduría es la estrategia que combina la virtud y la eficacia para lograr la victoria gracias a la propagación de las ideas y de la atracción. La grandeza del sabio es discreta y parece formar parte de la regulación natural de las cosas.

El sabio chino en lugar de exhibir la virtud la hace evidente. También el tema de la belleza es recurrente en los estudios de Jullien y giran en torno de lo que los chinos denominan ‘lo insípido’ cuyo elogio se despliega en todas sus tradiciones. Su mérito es que no está limitado por ninguna determinación particular y se resiste a todas las tradiciones. Es el ideal común de todas las artes ( música, poesía, pintura, etc) además de las tradiciones artísticas (taoísta, confucionista y budista). La visión del arte chino es contrario al juicio europeo que impone que lo bueno es ‘lo sabroso’.

La insipidez es sutil y muy difícil de apreciar. Es como si en la cultura china hubiese un reconocimiento espontáneo de esa cualidad, ya que China no es multicolor sino llana y pálida. Pero la insipidez no conduce al misticismo, es muy concreta y está vinculada a la experiencia sensorial, además de que tiene una mayor simplicidad y sobriedad. El término chino ‘dong’ significa a la vez rispidez y desapego. Es la expresión de una sabiduría en la que la vida insípida es un ideal.

La insipidez caracteriza la naturalidad y se expresa en el símbolo chino por excelencia que es el agua. En la pintura expresa un paisaje monótono que parece contener a todos los paisajes. En la música las sonoridades menos precisas son las más prometedoras porque parecen conservar un fondo de la voz. Es como un apego a la música que jamás se expresa y permanece contenido. El sonido ríspido es un sonido atenuado que se retira, como si muriera en forma prolongada al desvanecerse.

La insipidez también crea la distancia, la capacidad de afecto y depura las impresiones. La poesía es insípida en la medida que pretende captar lo invisible dentro de lo visible y evocar el vacío a través de las imágenes. Según Jullien ha sido la evolución de la propia poesía china la que llevó a tomar conciencia de la virtud de la insipidez hasta que fue reconocida en el inicio de la dinastía de los Song en el siglo XI. Hay que entender la poesía de la rispidez como un mundo al que se tiene que entrar. Puede simbolizarse en el otoño avanzado cuando caen las flores de las crisantemas alcanzadas por la escarcha y los últimos calores del año desaparecen.

En los chinos hay un rechazo a la ornamentación complicada y una búsqueda de simplicidad en la expresión. Saborear la insipidez de la poesía se convierte en algo muy ‘sabroso’, gracias al esfuerzo requerido para masticarlo y la necesidad de usar lentamente la degustación y la saliva. Se abandona todo gusto apetitoso y toda belleza ficticia a favor de los valores más esenciales. Jullien reivindica con la sabiduría china otra captación de la vida que genera maravillosas consecuencias en el ser humano.

Adenda: Para quiénes hemos nacido y vivido en Occidente resulta muy difícil comprender la visión del mundo de los chinos y de los orientales en general, ya que nuestras fuentes de información y nuestro proceso de formación durante nuestra infancia y adolescencia no contiene ni siquiera elementos aislados de la forma de pensar en una cultura que existió miles de años antes que la cultura occidental.

No trato de decir que una cultura sea mejor que la otra, sino de puntualizar en que son dos conceptos del mundo totalmente diferentes y que todo hace pensar que hay un regreso inesperado de las culturas china e hindú que por diversas situaciones geopolíticas y demográficas están tomando el control total del mundo actual.