Estados Unidos está en bancarrota

engdahl

Por más que intenten ocultar esta situación de bancarrota, tanto el costoso y amañado aparato de funcionarios públicos que maneja al Estado norteamericano desde hace más de 70 años, como la mayoría de sus economistas, incluyendo a su Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, afirmando que la deuda de los Estados Unidos no importa, ya que en su mayoría se debe al mismo Estado, todo ello combinado con las tonterías del payaso televisivo que es su presidente actual que cambia de ideas de un día para otro no han servido para ocultar la terrible realidad de que la mayor economía del mundo está en plena bancarrota y este problema estallará en cualquier momento, causando un problema enorme a la totalidad del mundo actual.

Según William Engdahl, consultor experto en geopolítica de la Universidad de Princenton, son los hogares de los estadounidenses endeudados la causa principal de la inminente bancarrota de los Estados Unidos. Dice este reconocido economista que en el 2015 el hogar estadounidense promedio debía 129,579 dólares, de los cuáles 15,355 eran en tarjetas de crédito con altos réditos. Aunque la Fed tiene la política de interés cero no significa que otros emisores de tarjetas Visa, como el Chase Manhatan no cargasen entre el 15 y el 25% de intereses. Por lo que la deuda total del consumidor promedio asciende a 11.91 millones de dólares que significan el 70% del PIB nacional.

El ciudadano promedio de los Estados Unidos tiene qe endeudarse más cada día, debido a que el costo de la vida ha superado el crecimiento de sus ingresos en los últimos 12 años. Mientras que el crecimiento de sus ingresos apenas ha crecido un 26% desde el 2003. Los costos médicos han crecido un 51% y las bebidas y alimentos alcanzaron un 37% más en ese mismo período de tiempo. Por lo que el hogar promedio de Estados Unidos paga un total anual de 6,658 dólares por intereses en el costo del hogar, automóviles, deudas de tarjetas de crédito, alcanzando el 9% del ingreso familiar promedio de 75,591 dólares al año.

Dice Engdahl que este gasto anual por concepto de intereses genera un gran problema en la Fed para normalizar las tasas de interés, ya que esto significaría hacer estallar la deuda de 12 billones de dólares de los consumidores al mismo tiempo que la deuda corporativa.

Otra deuda alarmante es la deuda de los estudiantes universitarios que hace 25 años era insignificante, ya que ahora tienen que pedir préstamos para financiar sus estudios universitarios. Y la deuda total de préstamos a estudiantes que están sin pagar asciende a 1.2 billones de dólares, solo por debajo de la deuda hipotecaria. En la actualidad cerca de 40 millones de estadounidenses tienen préstamos estudiantiles y alrededor del 70% se gradúa con dicha deuda a cuestas.

1034801728

Quienes se graduaron en 2015 salieron de las universidades debiendo 35,051 dólares en promedio antes de obtener su primer sueldo, por lo que uno de cada cuatro estudiantes ha caído en la delincuencia o ha dejado de pagar la deuda. Otro gran problema de la economía estadounidense es que Wall-Mart, el mayor grupo minoritario del mundo está cerrando 154 de sus enormes tiendas donde venden de todo. Además de que en los dos últimos años fueron abandonados cientos de gigantescos centros comerciales, al igual que muchas cadenas de tiendas como J.C. Penney, K Mart, Sears y Radio Shack han cerrado miles de tiendas y miles de empresas medianas y grandes siguen declarándose en quiebra.

Por otra parte está el peor colapso de los precios del petróleo en 13 años, cuya explotación había sido generadora de cientos de miles de empleos y se está convirtiendo ahora en amenaza para derribar créditos inciertos que hundirán a muchos bancos.

Para acabar de hundir a la economía de EUA está el estúpido acuerdo de Kerry y el rey saudí Abdallah en el 2014, cuando pretendieron inundar el mundo con petróleo saudí y desatarle una crisis monetaria a Rusia. Siendo finalmente árabes y estadounidenses los más afectados, sobre todo en la industria del petróleo de esquisto, ya que han vendido cientos de campos de petróleo, eliminando a más de 250,000 puestos de trabajo y se han perdido miles de millones de dólares que procedían de inversiones de capital y de dividendos de acciones.

Conforme van desapareciendo los puestos de trabajo en el sector del petróleo y el gas, las empresas van a la quiebra y las deudas aplastan a los ingresos. Dice Engdahl que es falsa la cifra de 5% de desempleo que divulga el Departamento de Trabajo y que el desempleo real se acerca al 25%.

Concluye Engdahl diciendo que la deuda pública es un factor fundamental para la existencia de cualquier economía nacional. Y según la Historia, este factor ha sido la causa toral de la ruina de muchas naciones. Ahora amenaza a EUA y puede estallar en cualquier momento.

Adenda: Aunque todas las naciones de Occidente tratan de volver al pasado, es obvio que eso nunca ha funcionado y que el futuro de toda la humanidad está en nuevos proyectos tecnológicos, científicos y culturales promovidos por personas jóvenes que logren crear un mundo sin violencia, sin odio y descartando por completo los conceptos mitológicos de que existen ideas eternas y perfectas.