Hacia Otro Modelo de Estado

IMG 8438

Debido a que actualmente estamos en el vórtice de una crisis final del modelo del Estado Moderno, no podemos advertir que dicha institución política y social ya no funciona. No obstante, la gran mayoría de los seres humanos piensa que de alguna forma u otra la sociedad humana encontrará la forma de adaptarlo a la nueva naturaleza del ser humano digital y a la fórmula compleja del nuevo orden mundial. Según los estudiosos de las últimas generaciones de seres humanos, la primera generación que nació con el internet y demás desarrollos tecnológicos del mundo digital todavía viven en una etapa de formación y aún no participan de la vida política y social de sus respectivos países. Ya que empezaron a nacer en los últimos años del siglo XX. (1995 – 2015) y quizá participarán en la vida política del Estado en unos ocho o diez años más.

Para aumentar el nivel de incomprensión de la crisis global actual, muchos de los principales dirigentes de las naciones más importantes del mundo actual, como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Rusia y Japón están lideradas por personajes que pertenecen a generaciones obsoletas que no tienen la menor idea de la realidad digital actual y consideran que su función política es la de hacer regresar el mundo hacia un pasado que ellos consideran que fue mejor, por la simple razón de que incrementaron sus riquezas materiales y fue impulsada la natural condición narcisista y xenófoba de las etnias de anglosajones que creen ser los creadores del nuevo mundo actual.

Aunque los casos de Japón y de Rusia obedecen a otras circunstancias históricas, lo cierto es que tampoco creen posible que se reconstruya el Estado Moderno, sino a través de la violencia, la legalización universal del modelo de Estado actual, el regreso a la vieja historia del estado-nación o la alianza con las naciones más poderosas y ricas del mundo para explotar, dominar y torturar a los países más pobres. En pocas palabras, las peores conductas de la condición humana siguen predominando y todo ello se considera como un hecho totalmente racional y en muchos casos apoyados por el Derecho Universal, la supuesta cultura de alto rango de las Universidades y las mitologías religiosas o laicas que predominan en las múltiples regiones del mundo donde reina el concepto antropocentrista.

Nuestra principal hipótesis sobre el inminente colapso del Estado Moderno es que al llegar a formar parte activa del Estado los ‘nativos digitales’ todas las instituciones actuales del Estado Moderno irán desapareciendo por las características especiales de esta nueva generación en la que el 33% aprende por la vía de internet, el 20% lee en tablets y en otros dispositivos digitales, el 32% hace todas sus tareas ‘on line’ y son jóvenes muy maduros, autosuficientes y creativos.

El 60% de ellos quiere un empleo que impacte al mundo, el 26% hace algún tipo de trabajo de voluntariado o de ayuda social, el 76% se preocupa por el impacto del ser humano en el Planeta. Ellos nacieron en la cultura ‘do it yourself’ por lo que están acostumbrados a solucionar problemas de forma personal. El acceso a la red les da herramientas para construir su propio mundo.

El 76% desea que su vida laboral esté relacionada con sus pasiones y hobbies actuales. El 80% piensa que es una generación mejor adaptada a cualquier situación inesperada. Y el 72% no piensa recibir órdenes de un jefe nunca, sino a ser su propio jefe. Son los reyes del zapping ya que tienen ocho segundo en promedio de tiempo de uso de una aplicación.

Prefieren la privacidad con Snapchat, Secret y Whisper. Ya que han comprendido los riesgos de compartir la información por Internet. Manejan el internet como robots y pasan más de tres horas al día frente a la computadora en actividades no relacionadas con las labores escolares.

Es muy probable que para cuando esta generación ‘z’ alcance puestos públicos, toda la estructura del Estado Moderno habrá desaparecido, ya que todas las actividades burocráticas y de todas las expresiones del Estado actual, como las instituciones de salud, las educativas, las judiciales, las policiales y en general todas las expresiones institucionales serán parte de una nueva sociedad donde no existirán empleados ni papelería, ni todas las costosas expresiones que han existido en el mundo de la palabra oral y escrita.

Por añadidura, la naturaleza del ser humano en general será distinta, al regular sus emociones, contener su libido, alejarse de la belleza, del arte y de la etapa en que existía una comunicación directa entre los seres humanos, ya que ahora la relación interpersonal se está llevando a cabo en forma indirecta y anónima. Debido a que en los nuevos seres humanos han ido desapareciendo los principales lazos que durante miles de años los mantuvieron unidos a través de la fórmula familiar.

Es muy probable que en menos de diez años los sistemas escolares básicos hayan cambiado por completo y ni siquiera existan esos lugares para la convivencia de los niños. Lo mismo sucederá con las cárceles y con los todos los lugares públicos, ya que el ser humano se habrá transformado en otro tipo de animal muy diferente al que conocimos y al que algunas personas nostálgicas ya están queriendo recordar con una honda tristeza reaccionaria.

Adenda: Muchos piensan que la pérdida de la relación interpersonal directa acabará con la sociedad humana al disminuir mucho su tasa de crecimiento. Pero viéndolo desde un punto de vista positivo, controlar la demografía es lo que requiere el Planeta para que el ser humano pueda sobrevivir muchos siglos más.